Ciudad Real costeará el 82% de la explotación de la ampliación de la depuradora

Los ayuntamientos Ciudad Real, Miguelturra y Poblete firmaron en el día de ayer el convenio para el seguimiento, control y distribución de costes de la explotación de la ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) ubicada en la capital. En una comparecencia pública, los ediles de estos municipios informaron que la capital asumirá el 82 % de la facturación de los costes de explotación, mientras que Miguelturra se hará cargo del 16 % y Poblete del 2 % restante.

 

 

52505380--644x429

Esta distribución de los gastos de explotación se han fijado en función del peso poblacional de cada localidad que vierte las aguas en una depuradora que ha sido ampliada y que ha supuesto una inversión de 58 millones de euros, en la que se ha incluido también la renovación de colectores y tanques de tormentas.

Tal y como recordó la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, una vez que se han finalizado las obras por parte de la sociedad estatal Acuasur se ha procedido a la recepción de esta instalación para ser gestionadas por los tres ayuntamientos.

Romero detalló que este convenio estará vigente hasta el 30 de junio de 2030, fecha en la que se volverán a distribuir los costes de explotación en función de los datos demográficos que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publique para esa fecha.

Obra faraónica

La regidora indicó que esta «obra faraónica» ha sido muy importante para la capital y ofrecerá una «mayor capacidad y eficacia» en el tratamiento de aguas residuales de alrededor de 50.000 litros al día, lo que permitirá, según Romero, cumplir con las exigentes normativas europeas y obtener una «mejor calidad del agua depurada» al río Guadiana.

La regidora se ha congratulado de que esta infraestructura dé servicio a más de 100.000 habitantes de las tres poblaciones y asegure un desarrollo urbanístico «sostenible».

De esta forma, según Romero, la ampliación de la EDAR acaba con los problemas de saneamiento de la capital que sufrió en 2005 como consecuencia de la rotura del emisario que provocó la inundación de bajos y sótanos durante meses.

Romero añadió que con la cesión de la EDAR de la capital se completa el ciclo del agua para Ciudad Real y poblaciones de su entorno, una vez que ya se puso en funcionamiento la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) del embalse del Gasset que actualmente da servicio a más de 125.000 habitantes de las localidades Miguelturra, Poblete, Picón, Carrión de Calatrava, Alcolea de Calatrava y Torralba de Calatrava.

El alcalde de Miguelturra, Román Rivero, también señaló que esta depuradora y los tanques de tormenta permiten a los vecinos de la ciudad respirar tranquilos ante inundaciones por intensas lluvias, como ocurría en multitud de ocasiones.

Las obras de sustitución del emisario y ampliación de la EDAR incluían también la construcción de los colectores de las pedanías de la Atalaya y La Poblachuela, así como la conexión de la localidad de Poblete a esta depuradora, cuya alcalde, Luis Alberto Lara, se alegraba de que la población cuente por primera vez con este servicio de aguas de depuración que «antes no tenía».

ABC