CHD licitará trabajos para la eliminación de nutrientes de la EDAR Benavente

La Confederación Hidrográfica del Duero pretende adjudicar un servicio a la dirección facultativa en la vigilancia y control de las obras de mejora de las instalaciones actuales y eliminación de nutrientes de la EDAR Benavente. Un anuncio publicado en el Boletín Oficial del Estado a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y que también se hace extensible a Medina del Campo, Iscar, Tordesillas, Tudela de Duero y Toro.

 

img_18919Proceso de eliminación

 

El presupuesto base de licitación que presenta la Confederación asciende a 548.979,75€ con un plan de ejecución de 24 meses sin posiblidad de prórroga con la empresa adjudicataria.

Además de la vigilancia y control de las obras en las instalaciones se llevarán a cabo eliminación de nutrientes de la EDAR. Un vertido de nutrientes supone el vertido de aguas residuales tratadas el nitrógeno y el fósforo reviste una gran importancia. Los vertidos que contienen estos nutrientes provocan el proceso de eutrofización de lagos y embalses, estimulando el crecimiento de algas y plantas acuáticas arraigadas en cursos de agua poco profundos .

El nitrógeno en el agua residual bruta suele estar presente en forma de amoníaco o de nitrógeno orgánico (urea, aminoácidos…), siendo ambas formas solubles. Sin embargo suele presentar bajas concentraciones o nulas de nitrito o nitrato.

En la decantación primaria se elimina una fracción de partículas de materia orgánica, y es en el tratamiento biológico cuando la mayor parte del nitrógeno orgánico se transforma en amonio y otras formas inorgánicas. Parte del amonio se asimila como parte de la materia celular de la biomasa y otra está presente en los efluentes de los decantadores secundarios.

Con los sistemas de tratamiento convencionales se elimina menos del 30% del nitrógeno total.

Los dos mecanismos principales que intervienen en este proceso son la asimilación y la nitrificación-desnitrificación.

Los microorganismos presentes en el agua residual tienden a asimilar el nitrógeno amoniacal y a incorporarlo a su masa celular. Con la muerte de las células una parte de este nitrógeno amoniacal retornará al agua residual. En el proceso de nitrificación-desnitrificación, la eliminación de nitrógeno se consigue en dos etapas de conversión. En la primera; la nitrificación, se reduce la demanda de oxígeno del amoniaco mediante su conversión a nitrato. No obstante, en este paso, el nitrógeno apenas ha cambiado de forma y no se ha eliminado. En el segundo paso; la desnitrificación, el nitrato se convierte en un producto gaseoso eliminado.

Leer artículo en diario INTERBENAVENTE