Celebrada la primera reunión del Comité de Seguimiento de la nueva estación depuradora (EDAR) de Soria

La Comisión de Seguimiento de la nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Soria se ha reunido hoy tras la firma del convenio de ejecución de las obras, el pasado mes de mayo, entre el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y los Ayuntamientos de Soria, Golmayo y Los Rábanos.

 

130801 Comisión Seguimiento EDAR Soria_tcm7-291275Comité Seguimiento EDAR Soria

En el encuentro han estado presentes la directora general de la sociedad estatal Acuaes del MAGRAMA, Aránzazu Vallejo; el alcalde de Golmayo, Benito Serrano; el concejal del Ayuntamiento de Soria, Javier Antón, y el primer teniente alcalde de Los Rábanos, Ángel Lalinde.

En el transcurso de la reunión se ha abordado el estado actual de la actuación, que se encuentra en fase de licitación, así como los plazos establecidos tanto para la ejecución de la obra como para la redacción de los proyectos del túnel emisario y colector de Fuentetoba- polígono de Carbonera.

En este sentido, se ha informado a los alcaldes que el estudio geotécnico elaborado por el MAGRAMA, a través de la sociedad estatal, ha confirmado que es técnicamente viable la ejecución del túnel colector que llevará los residuos de Soria y Golmayo hasta la nueva EDAR, de acuerdo con lo planteado en el anteproyecto existente.

RESOLVERÁ LOS PROBLEMAS DE DEPURACIÓN

Ubicada en Sinova, la nueva depuradora, que se ha licitado por un importe de 22,5 millones de euros, estará diseñada para tratar las aguas residuales de 180.000 habitantes equivalentes, lo que permitirá resolver los problemas de depuración que presenta la ciudad de Soria y los municipios de Los Rábanos y Golmayo.

La EDAR, situada aguas abajo del embalse de los Rábanos, será de tipo fangos activos convencional, con digestión anaerobia, y dispondrá de un caudal de tratamiento de 48.000 m3/día.

Por su parte, los proyectos del túnel emisario y de los colectores asociados a la EDAR contemplarán la remodelación de los colectores de entrada a la actual depuradora, así como la ejecución de los aliviaderos y las conexiones necesarias hasta la nueva instalación.

Estos colectores recogerán, en la zona de la actual EDAR, los vertidos de Soria capital, con excepción de los nuevos barrios de la zona oeste, que irán por el colector de Golmayo, junto a los vertidos de esta población y de la Entidad Local Menor de Fuentetoba y el Polígono Industrial de Carbonera-Carbonera de Frentes.

Por su parte, el colector de Los Rábanos verterá las aguas residuales del municipio al túnel emisario, que a su vez conectará los anteriores colectores con la nueva EDAR.

La inversión total prevista alcanza los 50 millones de euros

MAGRAMA