Bacterias adictas a la cafeína descontaminarán las aguas residuales

Un equipo de investigadores de Estados Unidos ha conseguido por vez primera modificar genéticamente la bacteria E. coli para hacer que esta se vuelva adicta a la cafeína. El avance tiene varias potenciales aplicaciones, como el uso de estas bacterias en la limpieza de aguas residuales o en la bioproducción de medicamentos para el asma.

 

 

5374658-8018771

Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas en Austin y de la Universidad de Ioxa (Estados Unidos) ha conseguido por vez primera modificar genéticamente la bacteria E. coli para hacer que esta se vuelva, literalmente, adicta a la cafeína.

Los científicos han anunciado su logro en la revista ACS Synthetic Biology, en la que también se explica que estas bacterias de bioingeniería podrían servir para diversas aplicaciones prácticas, como la descontaminación de aguas residuales o la bioproducción de medicamentos para el asma.

bacteria-pseudomona-putida-cbb5Jeffrey E. Barrick y sus colaboradores notaron que los compuestos químicos relacionados con la cafeína se han convertido en importantes agentes contaminantes del agua, debido al uso generalizado del café y otros productos que contienen cafeína, como los refrescos, el té, las bebidas energéticas, el chocolate. Ciertos medicamentos, como la medicación para el asma y otras enfermedades pulmonares, también contienen cafeína.

Por otra parte, los científicos sabían que una bacteria natural del suelo, la Pseudomonas putida CBB5, puede vivir solo de cafeína y, al mismo tiempo, ser utilizada para limpiar la contaminación ambiental.

Así que se dispusieron a transferir el engranaje genético que permite a la P. putida CBB5 metabolizar o descomponer la cafeína a ese viejo caballo de batalla de la biotecnología que es la bacteria E. coli , de fácil manejo y rápido crecimiento.

Resultados obtenidos

El artículo publicado informa del éxito de los científicos en su propósito, así como en el uso de la E. coli para procesos de descafeinado y para la medición del contenido de cafeína de bebidas.

Asimismo, describe el desarrollo de un paquete de genes sintéticos destinados a descomponer compuestos relacionados con la cafeína.

Estos genes pueden trasladarse fácilmente a otros microbios, informa la American Chemical Society en un comunicado.

Dicho paquete genético tendría aplicaciones en remediación ambiental, afirman los científicos, y también podría funcionar como sensor para medir los niveles de cafeína de las bebidas.

El sistema podría servir asimismo para la recuperación de alimentos ricos en productos derivados de la elaboración del café y para la bioproducción rentable de medicamentos.

Referencia bibliográfica:

Erik M. Quandt, Michael J. Hammerling, Ryan M. Summers, Peter B. Otoupal, Ben Slater, Razan N. Alnahhas, Aurko Dasgupta, James L. Bachman, Mani V. Subramanian, y Jeffrey E. Barrick. Decaffeination and Measurement of Caffeine Content by Addicted Escherichia coli with a Refactored N-Demethylation Operon from Pseudomonas putida CBB5. ACS Synthetic Biology (2013). DOI: 10.1021/sb4000146.

Tendencias 21