Arranca la obra para aumentar la capacidad de la depuradora El Bobar

Coincidiendo con las quejas vertidas contra la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio por la existencia de plagas de mosquitos en la capital y su área metropolitana por la presencia de aguas residuales en el cauce del río Andarax, la Junta de Andalucía ha anunciado este lunes el comienzo de los trabajos de ampliación de la depuradora de El Bobar, que pondrá fin a los vertidos. La actuación se inicia una vez finalizados los trabajos previos con los ensayos geotécnicos del terreno.

 

ampliacion-depuradora-bobar1--644x362Cartel anunciador de la ampliación de la depuradora de El Bobar

 

El objetivo de esta intervención es doble, como ha precisado el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz. «Por una parte, se aumentará la capacidad de tratamiento en torno a un 50% -de un caudal medio diario de 32.300 metros cúbicos de aguas residuales, a 48.000 metros cúbicos-, con lo que podrá atender a una población futura de más de 321.000 habitantes». Y por otra, «se mejorará la calidad del agua bruta mediante una ampliación y mejora del actual sistema de pretratamiento de la planta, con lo que se favorece la reutilización del agua, una vez tratada, al tiempo que se minimiza la producción de olores».

La obra, que va a ser ejecutada por la UTE Santo Construcciones-Ucop, cuenta con un plazo de ejecución de 19 meses y un presupuesto de 9,3 millones de euros. Cuando esté finalizada, la planta podrá atender también las aguas residuales procedentes de la agrupación de vertidos de los siete municipios de la Mancomunidad del Bajo Andarax. Para este proyecto de unión de las aguas residuales, Medio Ambiente ya acometió una primera y en la actualidad lleva a cabo la segunda. Una vez terminada, las aguas residuales de la comarca serán tratadas en la EDAR de El Bobar, que atenderá a una población de 33.000 habitantes de esta comarca, así como a varios polígonos industriales y comerciales, a los que haya que sumar los residentes de la capital.

Leer artículo en diario ABC