Aqualia desaconseja la instalación del sistema de desodorización en la EDAR de Moaña

La empresa concesionaria de la gestión de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Moaña recomienda al Concello que no se instale el nuevo sistema de desodorización en la infraestructura. La compañía responde al requerimiento del gobierno local que hace varios días solicitó a la empresa un informe con datos técnicos para proceder a la instalación de un equipo que podría rematar en cuestión de minutos con el problema de malos olores que sufren los vecinos de O Latón desde hace años.

 

aqualia-desaconsejaEl fabricante del sistema solicitó información sobre el funcionamiento de la EDAR, ya que el equipo de desodorización se alimenta de agua de mar y es necesario controlar el flujo de sal que podría tolerar el sistema. Según informa Aqualia, a partir de 500 miligramos por litro de cloruros se podrían producir efectos “indeseables” en el fango activo del reactor biológico. Como promedio, en la estación de Moaña ya contiene 449 miligramos de cloruros procedentes de la red de alcantarillado, una cifra que disminuye la tolerancia de más aportación salina, necesaria para producirse la electrólisis y rematar con el mal olor.

El fabricante del sistema antihedor requiere un caudal de agua de mar de 180 metros cúbicos al día, mientras que la empresa asegura que “el caudal máximo a aportar por el equipo sería de 23,4 metros cúbicos al día”, según desprende el informe de Aqualia. La concesionaria del servicio de depuración de Moaña aclara que “estos valores desaconsejan la implantación del sistema de desodorización”, ya que “el caudal máximo admisible por la estación depuradora está lejos de cumplir con los requerimientos del fabricante”, de la empresa Militzán Gamma Alta.

Además de mostrar su posicionamiento en contra de la instalación del sistema antihedor, la empresa asegura que “declinamos toda responsabilidad sobre las consecuencias que, en el supuesto de realizarse la prueba, acarree sobre el funcionamiento de la planta”.

Por su parte, desde el Concello de Moaña sostienen la necesidad de instalar el sistema de desodorización de la empresa Militzán Gamma Alta durante un periodo de prueba de cinco meses para comprobar su eficacia y rematar con un problema que afecta a decenas de familias del entorno. El alcalde, José Fervenza, considera que es necesario buscar una solución real al problema y apuesta por poner en marcha el sistema de electrólisis, que ya ha dado buenos resultados en otras plantas depuradoras de la península.

Mes de junio

El alcalde de Moaña sostiene que la intención del ejecutivo local es instalar el sistema de prueba para que esté activo durante el mes de junio. Fervenza indica que ya remitió el informe de Aqualia al fabricante de la planta electrolítica para que la adapte a las demandas de la empresa concesionaria y ahora está a la espera de la respuesta del técnico de Militzán Gamma Alta. La intención del alcalde es iniciar el periodo de prueba de cinco meses en el plazo de tres o cuatro semanas para evitar las consecuencias del calor en la planta.

El proyecto electroquímico de Militzán Gamma Alta tiene un coste de aproximadamente 46.000 euros y el constructor reitera que pocas horas después de realizar la conexión con el agua de mar el sistema comenzará a eliminar el mal olor de la depuradora. Además, asegura que el gasto de mantenimiento del equipo es “mínimo” y recomienda su instalación en la zona por donde entran las aguas residuales.

Faro de Vigo