Aguas residuales, el petróleo del mañana

Las plantas de tratamiento serán biorrefinerías en el futuro, pues las aguas son equivalentes al petróleo, al ser capaz de producir electricidad y subproductos de alto valor, afirmó el coordinador de la Unidad Académica Juriquilla del Instituto de Ingeniería de la UNAM. Ahora se comienza a ver a las aguas residuales como materia prima, de modo que tratarlas dejará de costar.

 

1188374La investigación comprueba que las aguas que mejor son descompuestas son las residuales de los municipios.

Las plantas de tratamiento serán biorrefinerías en el futuro, pues el agua residual es el equivalente al petróleo, al ser capaz de producir electricidad y subproductos de muy alto valor agregado, afirmó el coordinador de la Unidad Académica Juriquilla del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Germán Buitrón Méndez.

Antes, las aguas residuales se veían como un problema o un desperdicio, pero ahora se les comienza a ver como materia prima, de modo que tratarlas dejará de costar y de ellas se podrá obtener desde electricidad hasta plásticos, comentó en entrevista.

Por ello, el investigador y su equipo utilizan un sistema que consiste en un recipiente con agua residual y dos celdas de combustible con electrodos (un ánodo y un cátodo) que recopilan los electrones que se originan cuando las bacterias geobacter descomponen la materia orgánica del agua.

Leer artículo completo en Informador