Acuamed y Emasa acuerdan instalar el sistema terciario en la planta del Guadalhorce en lugar de en el Peñón del Cuervo

Después de años de incertidumbre, la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed) y la Empresa Municipal de Aguas de Málaga (Emasa) se han puesto de acuerdo para hacer una obra crucial en la depuradora del Guadalhorce que permitirá regar con agua reciclada los jardines de Parcemasa, del aeropuerto, del campus universitario de Teatinos, y de los campos de golf de Guadalhorce y Guadalmar.

 

 

EDAR GuadalhorcePlanta de depuradora de aguas residuales del Guadalhorce.

 

A finales de este mes o principios del que viene, los consejos de administración de ambos organismos tienen previstos aprobar el cambio de convenio que permitirá sustituir el proyecto previsto inicialmente en la depuradora del Peñón del Cuervo de Málaga capital e instalar el sistema terciario de depuración de aguas residuales en la planta del Guadalhorce.

El proyecto ha sido cifrado en unos 15 millones de euros, frente a los 20 millones en los que se había estimado el proyecto en el Peñón del Cuervo. El convenio acordado ahora entre ambas supondrá que el 50% de la inversión será cubierto con fondos europeos y el resto deberá asumirlo Emasa, aunque financiado por Acuamed en un plazo de 50 años. En ese importe estaría incluido tanto la construcción de la planta para tratar el agua residual como la red de tuberías que llevará el agua ya reciclada hasta los jardines previstos.

Leer artículo completo en Malaga Hoy