ACCIONA completa la depuración de aguas de Lima con la inauguración de La Chira

La planta tratará las aguas residuales de 3 millones de personas, un tercio de la población de la capital peruana. La inversión asciende a unos 97 millones de euros y supondrá la recuperación ambiental del litoral y la revitalización turística y económica de la zona.

 

EDAR La Chira

El Presidente de la república de Perú, Ollanta Humala, ha inaugurado en Lima la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) y Emisario Submarino La Chira, que ha sido construida y será operada en régimen de concesión durante 25 años por un consorcio liderado por ACCIONA Agua junto con la empresa local Graña y Montero.

La planta completa el programa de depuración de la capital de Perú para dar cobertura al tratamiento de las aguas residuales de toda la ciudad, la quinta más populosa de Latinoamérica, con 10 millones de habitantes. Además, contribuirá a la recuperación ambiental del litoral y a la revitalización turística y económica de la zona.

Esta planta de tratamiento, con una inversión total de más de 360 millones de soles peruanos, unos 97 millones de euros, permitirá contribuir a solucionar los problemas sanitarios y ambientales de Lima, los cuales se originan por los vertidos de los colectores Surco, Circunvalación y San Genaro, que hasta la fecha descargaban directamente al mar, sin tratamiento alguno.

ACCIONA ha construido la infraestructura necesaria y prestará al Servicio de Agua Potable y Alcantarillado, (Sedapal) el tratamiento de aproximadamente el 25% de las aguas residuales de la capital peruana, con lo que atenderá a 18 distritos de la ciudad y a cerca de tres millones de personas. La planta tendrá una capacidad de tratamiento promedio de 6,3 m³ por segundo y un nivel máximo de 11,3  m³por segundo. La Chira, ubicada en el distrito limeño de Chorrillos, permitirá asimismo la recuperación ambiental de las zonas de playa existentes que se encuentran contaminadas, incrementando su uso como fuente recreativa y de turismo e impulsará la promoción de proyectos turísticos en el litoral.

La PTAR dispone de un avanzado sistema de para neutralizar los malos olores  a través de tratamiento biológico (bacterias), evitando así la contaminación ambiental que genera el tradicional empleo de químicos en este tipo de procesos. La Chira comprende un túnel de conducción de más de 800 metros de longitud, instalado a más de 23 metros de profundidad.

Contrato de gestión
El consorcio EULEN-ACCIONA, participado al 50% por ambas compañías,  se adjudicó el pasado año uno de los tres contratos de gestión comercial de agua en Lima, el de la zona Norte, por 112 millones de soles, unos 30 millones de euros. ACCIONA y EULEN se encargan de la atención a los usuarios, la lectura de contadores, el reparto de facturas, la conexión de los nuevos clientes, las inspecciones para evitar el fraude, la reposición programada de contadores y la reparación de las conexiones. No es el primer caso de colaboración conjunta entre ambas empresas, ya que anteriormente habían obtenido el servicio de mantenimiento de redes y los sistemas de agua potable y alcantarillado en la Gerencia de Servicios Sur, que comprende ocho  distritos de la capital peruana. Este contrato, de 58 millones de soles, unos 16 millones de euros, supone ocuparse de unos cuatro millones de personas adicionales, con lo que el consorcio presta ya de hecho servicio a unos 10  millones de la población de Lima.

Además, ACCIONA Agua está  operando la depuradora (EDAR) de Arequipa, construida por la compañía, que  contribuye a solucionar los problemas sanitarios y ambientales de la segunda ciudad más poblada de Perú -y la principal del sur del país— y la descontaminación del río Chili. La planta, a través de un tratamiento biológico de las aguas residuales, reduce hasta en un 90% la carga contaminante. Gracias a este proceso se puede reutilizar el agua en tareas agrícolas. Tiene una capacidad de 34.800 m³/día y abastece a una población equivalente de más de 150.000 habitantes.

Asimismo, ACCIONA Agua también opera la desaladora de Talara, con capacidad de 2.200 m³/día. En su día fue  la primera planta por osmosis inversa de carácter industrial construida en Perú. La captación del agua de mar se realiza mediante toma abierta superficial, situada junto al muelle de carga y descarga de combustibles, a una profundidad de diez metros. Una vez en la planta, el agua se somete al proceso de desalinización siendo su tasa de conversión del 45%. El uso final del agua se destina a la refinería de Talara.

Compromiso social
Además de su actividad en Agua, ACCIONA ha tenido protagonismo en otros sectores. El área de Infraestructuras obtuvo su primera obra en el país en los años 70 al adjudicarse el Proyecto Majes, con el fin de irrigar 57.000 hectáreas e instalar 656 MW de aprovechamiento hidroeléctrico, que incluye la Presa de Condorama -con una capacidad de embalse de 280 Hm³-, así como 23 túneles, con una longitud total de 98 kilómetros a través de la cordillera de los Andes. Recientemente, se ha adjudicado la construcción del hospital Daniel Alcides en Huancayo, que cuenta con una superficie total de 25.000 m2.

ACCIONA está comprometida con el desarrollo de Perú, a través de iniciativas de cooperación como el proyecto “Luz en Casa” de la  Fundación ACCIONA Microenergía que es, desde 2008, el canal del grupo ACCIONA para encauzar sus iniciativas de cooperación para al desarrollo de la sociedad. Este proyecto, que se desarrolla en la región de Cajamarca,  tiene como objetivo facilitar el acceso al suministro de energía a las poblaciones rurales sin expectativa de cobertura por las redes de distribución habitual. Su modelo de actuación es el de “microempresa social”, es decir, el usuario recibe su servicio de electricidad básico mediante sistemas solares domiciliarios y paga por él una cuota periódica, asequible a sus ingresos. Actualmente, gracias estos programas, la Fundación Acciona Microenergía facilita un servicio básico de electricidad a unos 3.900 hogares y a 17 centros comunitarios en 115 localidades cajamarquinas.