La Tierra ‘robó’ el agua a la Luna hace 4.000 millones de años

Un estudio sugiere que la Tierra se hizo con el agua de la Luna después de que ambos cuerpos chocaran, hace unos 4.000 millones de años.

 

tierra-y-luna-602x400Recreación del impacto que originó la Luna / NASA

Fue en ese momento, en el que la Tierra colisionó con un cuerpo del tamaño de Marte, cuando se formó la Luna. El choque produjo una nube de partículas y de otros materiales que formaron un anillo gigante alrededor de ambos cuerpos, similar a los que rodean Saturno.

La teoría más aceptada hasta la fecha sugería que todas las partículas de agua que habían quedado suspendidas en ese anillo se habían vaporizado, lo que había imposibilitado cualquier posibilidad de que el satélite tuviera agua. Pero Robin Canup, del Instituto Southwest de Colorado, ha encontrado una explicación diferente: fue la Tierra la que, con su fuerza de gravedad, se hizo de nuevo con las moleculas de H2O.

Canup, responsable del estudio, ha descubierto que las rocas de la Luna se parecen a las de la Tierra salvo por una característica: las segundas no tienen los materiales volátiles -agua, zinc, sodio o potasio- que sí están presentes en nuestro planeta. La primera teoría rezaba que el agua se había evaporado debido al calor que desprendía la Tierra después del impacto pero la nueva teoría de Canup argumenta que, para que ese hecho hubiera ocurrido, las partículas de agua habrían necesitado una gran velocidad para escapar del campo gravitatorio de la Tierra.

Leer artículo completo en La Gran Época