Una decena de pueblos sufren cortes de agua desde el inicio de verano

La razón principal es el aumento del consumo durante la época estival y que las infraestructuras de esos municipios no están preparadas para atender la demanda.

 

a1Un fontanero de Arenas cortando el agua

En verano la demanda de agua en la mayoría de los pueblos de la provincia llega a triplicarse respecto al resto de año. Las casas de campo se llenan durante las vacaciones y muchas viviendas unifamiliares llenan sus piscinas para combatir el calor. Ello pone a prueba la capacidad de los ayuntamientos para prestar servicios tan básicos como el suministro de agua potable. El problema es que las infraestructuras de las que disponen no siempre dan la talla ni están preparadas para atender el incremento de la demanda que exige la población. Esto unido al descenso del caudal de parte de las captaciones motivas por la sequía, provoca que cada temporada veraniega haya ayuntamientos que sea vean obligados a tener que decretar restricciones en el suministro para poder abastecer a toda la población, cuando no a tener que recurrir a medios alternativos como tener que recurrir a camiones cubas para suministrar a los vecinos.

Desde el inicio del verano una decena de pueblos de la provincia están sufriendo cortes de agua. Se trata de Almogía, Casabermeja, Villanueva de la Concepción, Villanueva del Rosario, Villanueva del Trabuco, Arenas, Canillas de Albaida, Sayalonga y Valle de Abdalajís. En total, unas 15.000 familias no cuentan con agua las 24 horas en sus viviendas. La mayoría son familias que viven en diseminados y barriadas. En el caso de Arenas, en la comarca de la Axarquía hay residentes en el campo que llevan ya una semana sin ver salir ni una sola nota por la red municipal.

Leer más en diariosur.es