Una crisis de agua se avecina en el DF, ¿será posible superarla?

“El manejo del agua en el Valle de México no está a la par de otras aglomeraciones de la región latinoamericana, no es eficiente, ni sostenible, ni equitativo, y amenaza la capacidad de generaciones futuras de aprovechar también un recurso vital”, de acuerdo con el estudio Agua urbana en el Valle de México: ¿Un camino verde para mañana?, realizado por el Banco Mundial.

aguadf

En los próximos 17 años la población del Valle de México crecerá 45%, lo que podría provocar un déficit de 38% del total de agua que se demanda.

¿Qué se empieza a hacer para afrontar este reto?

Dos de cada tres litros de agua que abastecen a este territorio provienen de acuíferos locales, pero 46% de estos recursos son de yacimientos hídricos sobreexplotados.

“El manejo del agua en el Valle de México no está a la par de otras aglomeraciones de la región latinoamericana, no es eficiente, ni sostenible, ni equitativo, y amenaza la capacidad de generaciones futuras de aprovechar también un recurso vital”, de acuerdo con el estudio Agua urbana en el Valle de México: ¿Un camino verde para mañana?, realizado por el Banco Mundial.

El mismo organismo estima que para 2030, el déficit será equivalente a dos veces lo que suministra actualmente el Sistema Cutzamala. Solo se tendrán tres de cada cuatro litros de agua requeridos para abastecer a la población del Valle de México.

A inicios de este año, en Iztapalapa, la delegación más poblada del DF y con un crónico desabasto de agua, se encontró un nuevo acuífero a 2,008 metros bajo tierra.

Por su profundidad, este cuerpo podría suministrar agua sin contribuir al hundimiento de la ciudad, como ocurre con la extracción en los yacimientos de agua superficiales y someros.

Su exploración requerirá de tecnología usada en la extracción de petróleo, por lo que será necesaria la participación conjunta entre Pemex y la Comisión Federal de Electricidad(CFE).

“Lo interesante es que el agua que este pozo genera es casi potable. El líquido está protegido por una capa de arcillas que es impermeable. Esto significa que para tratarla y hacerla potable no hay que pagar mucho”, señala Federico Mooser, quien dirige las perforaciones.

La inversión inicial anunciada para explorar este acuífero junto con otros tres en Magdalena Mixhuca e Iztacalco además de Iztapalapa, en el Distrito Federal, es de 500 millones de pesos.

A pesar de que las autoridades federales aún no tienen clara la capacidad de este pozo, sí consideran que se requieren tres de más de 2,000 metros de profundidad para que sean nuevas fuentes de abasto.

En el mejor de los escenarios, el acuífero de Iztapalapa podría aportar entre 10 y 20% de la necesidad hídrica del Valle de México, de acuerdo con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM).

OPINIÓN: ¿Se acerca el día en que no exista más sed en el mundo?

“Nuestro problema no está resuelto. Lo que sí hará es contribuir a disminuir la sobreexplotación del acuífero”, afirma Ramón Aguirre, director del SACM.

Otros proyectos que se llevan a cabo para evitar la posible crisis hídrica en los próximos años son la tercera línea de Cutzamala, el Túnel Emisor Poniente II, la planta tratadora de Atotonilco y el Túnel Emisor Oriente.

El Banco Mundial considera que México tiene la fortaleza financiera que se requiere para hacer frente al reto con infraestructura de calidad diseñada para el problema.

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de abril de 2013 de la revista Obras, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y 11 sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.com.

CNN México