56 pantanos alivian agua para evitar superar los niveles de seguridad

Las intensas precipitaciones de los últimos días han obligado a 56 pantanos andaluces a desembalsar agua al acercarse a sus niveles de seguridad. Los embalses andaluces se encuentran de media al 84% de su capacidad, apenas cinco puntos más que hace un año, pero solo en la última semana han recibido 393 hectómetros cúbicos, el 86% de toda el agua acumulada en el último año.

 

1392042964_165284_1392043562_noticia_normalDesembalse en una presa de Sevilla el pasado año. / ALEJANDRO RUESGA

 

Los mayores desembalses se están produciendo en el curso alto y medio del Guadalquivir, destacando los 47.000 litros por segundo que se aliviaban este lunes desde el embalse jiennense del Guadalén, los 39.000 desde el Iznájar (Córdoba) o los 35.000 desde el Gergal (Sevilla). Por provincias, los pantanos de Córdoba (90%), Jaén (87%) y Huelva (86%) son los más llenos, mientras que en Almería apenas superan el 15%.

En la provincia cordobesa hay seis pantanos por encima del 90%, destacando el Yeguas (96%). Y en Jaén otra media docena de presas superan el 90%. Hay incluso cuatro pantanos andaluces que ya tienen más agua de la que permite su capacidad. Son los casos del Dañador (109%), Gergal (102%), Aguascebas (101) y el onubense Jarrama (101%).

Los desembalses han provocado que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir extreme la vigilancia sobre los puntos de mayor riesgo de inundaciones. Son los casos, por ejemplo, de Andújar (Jaén), donde el nivel del río Guadalquivir está a menos de cinco metros de la cota de desbordamiento. También en la provincia jiennense, en Mogón, el Guadalquivir pasa a 2,61 litros por lámina de agua, cuando las inundaciones se producen a partir de 2,50 litros. Sin embargo, las obras realizadas para reforzar el cauce han evitado hasta el momento las inundaciones del año pasado.

Leer artículo completo en diario EL PAIS