Tres pedanías de Jerez recuperan la gestión pública del agua

El abastecimiento de agua vuelve a ser público en tres pedanías de Jerez. Casi dos años después de que el Ayuntamiento matriz ejecutara con los votos del PP la privatización de la gestión de este bien básico hasta 2038 a cambio de un canon de 80,1 millones de euros, Torrecera, Gualdalcacín y Estella han ignorado las advertencias del gobierno de María José García Pelayo y han rescatado el suministro.

 

La alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo, en un momento de un pleno. / E. RUIZ

 

Desde el próximo lunes, la empresa pública Aguas de la Sierra, dependiente de la mancomunidad de municipios de la serranía gaditana, iniciará la lectura de contadores para poder emitir a los más de 8.000 abonados de estos núcleos pedáneos una primera factura sin el sello de Aqualia, la empresa que se hace cargo del ciclo integral del agua en Jerez desde abril de 2013.

El artículo 123 de la Ley de Autonomía Local de Andalucía recoge que el abastecimiento de agua y la recogida de residuos son competencias propias de las entidades locales. Pese a la claridad del texto, la remunicipalización del agua en los tres núcleos pedáneos no ha sido consensuada. De hecho, el alcalde independiente de Torrecera, Manuel Bertolet; la regidora de Guadalcacín, Nieves Mendoza (Unión Rural Jerezana); y el edil de Estella, Blas Moreno (PA), hacen efectivo el rescate sin que el Ayuntamiento jerezano haya traspasado aún tanto los datos técnicos como del padrón municipal y desoyendo la advertencia del gobierno municipal. “Lo digo para que no haya duda. Mientras que el procedimiento no se culmine, cualquier facturación en el término municipal de Jerez por una empresa que no sea la matriz (Aqualia-FCC) es una facturación totalmente ilegal”, lanzó el primer teniente de alcalde, Antonio Saldaña, a finales de diciembre.

Leer artículo completo en diario EL PAÍS