Sinaloa, con abasto medio de agua

La polémica que se desató con la aprobación en lo general del dictamen de la Ley de Aguas Nacionales por los diputados, y la escasa socialización de la legislación, ocasionó que se suspendiera la discusión hasta el próximo periodo de sesiones. Académicos e investigadores señalaron que la nueva legislación buscaba privatizar el agua.

 

agua.jpg_1385095262La crisis de las distintas juntas de agua de la entidad podría hacer atractiva la nueva ley, pero deben medirse la consecuencias.

 

La polémica que se desató con la aprobación en lo general del dictamen de la Ley de Aguas Nacionales por los diputados, y la escasa socialización de la legislación, ocasionó que se suspendiera la discusión hasta el próximo periodo de sesiones.

Académicos e investigadores señalaron, tras la aprobación del dictamen de los diputados, el pasado 4 de marzo, que la nueva legislación buscaba privatizar el agua, incrementar cuotas, así como hacer trasvases en sitios donde no había agua y, en consecuencia, colocar en riesgo los ríos y arroyos naturales al desviar cauces.

Otro punto fue condicionar el suministro a 50 litros diarios por persona con el compromiso de proporcionar el agua bajo el criterio de mínimo vital.

Leer artículo completo en El Debate