Sed en Nicaragua, el país en que el agua es parte de su nombre

Nicaragua, el país centroamericano con más fuentes de agua dulce, sufre una de sus peores crisis en sus últimos 50 años, en un problema alimentado por la variabilidad climática y agudizado por la deforestación y la degradación de los suelos. María Esther González vive en un barrio pobre de Managua, donde el agua potable llega menos de dos horas al día.

 

sequianicaragua-629x402Los habitantes de la comunidad de Santa Isabel, en el occidental departamento de Boaco, en Nicaragua, deben recorrer grandes distancias para extraer agua de riachuelos y pozas.

 

Nicaragua, el país centroamericano con más fuentes de agua dulce de la región y donde el líquido es incluso parte de su nombre, sufre una de sus peores crisis del recurso en sus últimos 50 años, en un problema alimentado por la variabilidad climática y agudizado por la deforestación y la degradación de los suelos.

María Esther González, habitante de la capital, sufre la escasez en su vida cotidiana. Ella vive en un barrio pobre del Distrito Uno de Managua, donde el servicio de agua potable llega menos de dos horas al día.

El desvelo crónico es parte de la rutina de esta jefa de hogar en sus últimos cuatro años: todos los días entre las 11 de la noche y las tres de la madrugada, debe estar alerta por si el servicio de agua emana de los grifos.

Leer artículo completo en IPS