Se ultiman las obras de emergencia para restituir el agua de los trasvases dañados en el norte de la provincia de Almería.

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, ha visitado las obras de emergencia para la reposición de las conducciones que fueron gravemente dañadas por las intensas precipitaciones de septiembre de 2012 en el norte de la provincia. Según Serrano, “si no hay ningún contratiempo, a primeros de 2014 podrían estar finalizadas las obras y, por tanto, garantizar el suministro de agua de los trasvases Tajo-Segura y Negratín-Almanzora, tanto para el abastecimiento de la población como el regadío de los cultivos”.

 

62878_50628_La-consejera-de-Medio-Ambiente-y-Ordenacion-del-Territorio-Maria-Jesus-Serrano-en-su-visita-a-la-provincia_GLa consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano.

 

Como consecuencia de las inundaciones que sufrió parte de la provincia de Almería, las conducciones que llevaban el agua de dichos trasvases hasta el pantano de Cuevas del Almanzora quedaron inutilizadas, poniendo en riesgo el suministro de agua a partir del año hidrológico 2013-2014. Aunque en los últimos meses el agua almacenada en el pantano ha permitido atender de forma provisional tanto al consumo urbano como a los regadíos, la reposición de las conducciones es de vital importancia para la comarca, ya que asegurará el suministro con los recursos hídricos externos procedentes de los trasvases.

En total, se están instalando 18,6 kilómetros de tuberías entre la Rambla de El Saltador -punto de confluencia de los trasvases- hasta el pie de la presa de Cuevas del Almanzora. Con una capacidad de más de 200 millones de litros de agua al día, “las nuevas tuberías podrán transportar el agua que consumen los 150.000 habitantes de la comarca y unas 24.000 hectáreas de importantes producciones de frutales, cítricos y hortalizas al aire libre”, según la consejera, quien también ha destacado que estas actuaciones están contribuyendo a la generación de unos 280 empleos. Estas obras de reposición de las tuberías -que incluyen también la construcción de una gran arqueta de derivación para la recepción de los caudales, dos de ellos de trasvases-, cuentan con un presupuesto de 18 millones de euros

En este sentido, la titular de la Consejería ha destacado que a pesar de las dificultades económicas y financieras, la Junta de Andalucía sigue considerando el agua un valor estratégico, sobre todo en provincias como Almería, “y, por este motivo, en los presupuestos de 2014 se han incluido actuaciones que en su conjunto suponen una inversión de 26,5 millones de euros, entre los que destacan 8 millones para la ampliación de la depuradora de El Bobar, en Almería capital, más de 6,3 millones en las obras de abastecimiento y saneamiento del Bajo Andarax, y más de 8,5 millones en las nuevas depuradoras de Huércal-Overa, Antas y Uleila del Campo”.

La Voz de Almería