Se inauguró en Rafaela la ampliación de la planta potabilizadora de agua (Ar)

El gobernador de la provincia Antonio Bonfatti y el intendente de Rafaela, Luis Castellano, inauguraron en esa ciudad la ampliación de la planta potabilizadora de ósmosis inversa que permitirá incrementar en un 15 por ciento el caudal de agua potable para el sistema que abastece a la población de la ciudad. El acto se realizó en la intersección de avenida Irigoyen y Marchini, donde está ubicada la planta.

1c09bb63ce7f9f74c63d2021c239c973

En la oportunidad, Bonfatti manifestó que “con esta ampliación de la planta potabilizadora de agua, se distribuirá y mejorará el servicio a más de 90.000 personas. En la actualidad, más del 95 por ciento de los rafaelinos tienen agua potable”.

“Es un paso importante para la ciudad de Rafaela, porque esta nueva planta de 200 metros cúbicos por hora incorpora un 15 por ciento más de agua potable para la ciudad”.

Por su parte, Castellano sostuvo que “cada vez que tenemos una buena noticia del tema agua, los rafaelinos lo disfrutamos mucho. Sabemos que la solución definitiva es el acueducto, pero también sabemos que hay un ‘mientras tanto’ que hay que ir cubriendo”.

“La planta ayuda a eso -continuó-. Es una obra que la veníamos esperando desde hace mucho tiempo y creo que va a ayudar a paliar la situación de agua de mucha gente que hoy no la tiene. Además tenemos que pensar en el futuro para que Rafaela pueda seguir creciendo”.

La ampliación, que demandó una inversión superior a los 10 millones de pesos y fue realizada por Aguas Santafesinas S.A. (Assa), permite duplicar la actual capacidad de producción a través de la ósmosis inversa.

Los cuatro módulos adicionales aportarán un caudal de 200 mil litros por hora, lo que representa un 15 por ciento más de agua potable para el sistema que abastece a la población de Rafaela.

De las actividades participaron los ministros de Desarrollo Social, Mónica Bifarello; y de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio; el senador departamental Alcides Calvo; el presidente de Assa, Sebastián Bonet; la coordinadora de la Región 2 Nodo Rafaela, Natalia Enrico; y familiares de Marcos Medina, entre otras autoridades.

Finalmente, el presidente de Assa, Sebastián Bonet, se refirió al nombre con que se designó a la planta: “Marcos Medina fue un empleado de la empresa desde 1974 hasta este año que falleció y durante 20 años fue jefe de distrito. Fue una persona muy respetada en la ciudad, muy querida y que trabajó con mucho esfuerzo por esta empresa”.

Medina ingresó en diciembre de 1974 a la por entonces Obras Sanitarias de la Nación (OSN), como inspector de obras del acueducto Esperanza-Rafaela, por ese entonces en plena ejecución. En el año 1986 fue designado como jefe de la División Redes de Rafaela, ya en el ámbito de la Dirección Provincial de Obras Sanitarias. En 1991 asumió el cargo de jefe del Distrito, que detentaría tanto durante la gestión privada de Aguas Provinciales como luego en la estatal Aguas Santafesinas S.A.

Más allá de su desaparición física el 20 de febrero de este año, Marcos es recordado por toda la comunidad rafaelina por su permanente predisposición para atender las solicitudes de los usuarios, en forma directa y personal, sin importar el día o la hora. Y por su profundo conocimiento de todos los aspectos de los servicios sanitarios de la ciudad.

Los trabajos

Los nuevos equipos fueron armados y montados sobre los cuatro módulos ya existentes y en producción. Para su funcionamiento se incorporaron los respectivos tableros eléctricos y automatismos de control, y se dispusieron las cañerías de ingreso de agua cruda y de salida de agua osmosada hacia la cisterna de distribución de 10 millones de litros, desde donde se abastece del servicio a los usuarios y que concentra lo aportado también por el Acueducto que trae agua desde la zona rural de Esperanza.

Las obras complementarias necesarias incluyeron la ejecución de cinco nuevas perforaciones profundas que producirán 300 metros cúbicos por hora. Las mismas fueron vinculadas al predio de la planta de agua de la ciudad a través de más de 3.500 metros de cañerías de PVC de diámetros que varían desde los 355 a los 160 milímetros.

Para la alimentación de energía de las nuevas perforaciones fue necesario el tendido de líneas de media tensión de 13.2 kv en igual extensión que la cañería de vinculación de pozos (3.500 metros) y la colocación de los transformadores para cada perforación.

Las tareas civiles en las nuevas perforaciones consistieron en la construcción de gabinetes para ubicar los tableros eléctricos de las nuevas perforaciones y los cercos perimetrales.

El nombre de “Marcos Medina”

En el acto también se designó el nombre de “Marcos Medina” a la planta potabilizadora, en homenaje y recuerdo de quien fuera jefe del Distrito Rafaela durante más de veinte años.

Aguas Santafesinas