Sanidad declara el agua de l’Alcora ‘no apta’ para beber por los sulfatos

La Conselleria de Sanidad ha declarado el agua de l’Alcora (Castellón) “no apta” para la bebida y el preparado de alimentos debido al aumento de los niveles de sulfatos, por lo que queda restringido su consumo, según ha informado el Ayuntamiento de esta localidad en un comunicado. Así, de acuerdo con el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que Sanidad establece los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, y con el objeto de evitar riesgos para la salud del consumidor, se ha calificado el agua del municipio como “no apta” para la bebida y preparado de alimentos, aunque se puede utilizar para cualquier otro uso.

 

14111244883901Vista general del municipio de l’Alcora

 

Por lo tanto, queda restringido su consumo. Se prohíbe beber y utilizar el agua para cocinar alimentos, hasta que, tras la implantación de las medidas correctoras adecuadas y confirmación de normalidad mediante control analítico, se comunique el levantamiento de esta prohibición.

El agua que abastece a l’Alcora procede, en su mayor parte, del pozo del Azud, el cual se encuentra en niveles muy bajos debido a la sequía. Esta circunstancia provoca que el agua almacenada recoja todos los residuos de la profundidad que han hecho elevar los niveles de sulfatos, según ha apuntado el Ayuntamiento.

Leer artículo completo en diario EL MUNDO