Prolongada sequía está causando estragos en los valles del norte (Perú)

Efectos preocupantes. Las deficientes precipitaciones pluviales en los últimos cuatro meses han puesto en peligro el desarrollo de la campaña agrícola 2013-2014, por la escasez de agua. Se ha planteado la declaratoria de emergencia en la región Piura. La ausencia de lluvias en la costa y sierra está ocasionando la peligrosa disminución de los volúmenes de agua en los reservorios.

 

imagen-18-1-c-concejera-1La consejera de Huancabamba, Uristela Martínez.

 

La ausencia de lluvias en la costa y sierra está ocasionando la peligrosa disminución de los volúmenes de agua en los reservorios, el retraso en la ejecución de la campaña agrícola, la posible pérdida de cultivos en la zona andina, así como la preocupación de miles de agricultores por efectos de esta sequía.

En su exposición ante el Consejo Regional de Piura, el representante del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), Héctor Yauli, señaló que el período lluvioso debió haberse iniciado en octubre del 2013, pero su presencia ha sido deficiente e irregular “porque su intensidad está por debajo de lo normal”.

Reveló que entre noviembre a enero del 2014 hay una deficiencia entre 40% a 60% de lluvias en localidades de la sierra como Morropón, Ayabaca y Huancabamba. Agregó que el pronóstico para febrero es la continuación de esta ausencia de precipitaciones pluviales que profundizarían este problema. “Proyectamos que el régimen de lluvias 2013-2014 se caracterizará por ser irregular y deficiente, especialmente en la sierra”, puntualizó Yauli.

De acuerdo al informe de la Dirección Regional de Agricultura, la falta de recurso hídrico está afectando a los principales reservorios de Piura. La represa de Poechos cuenta con 121.60 millones de metros cúbicos (MMC) con una entrada de 53.77 metros cúbicos por segundo (m3/seg) y una salida de 37.57 m3/seg.

En tanto, el reservorio de San Lorenzo cuenta con un volumen de 24.31 MMC, con un ingreso de 3.9 m3/seg y una salida de 23.47 m3/seg, con lo cual su situación es crítica porque, de continuar la sequía, se quedaría sin recurso hídrico y afectaría los cultivos de este valle.

Según el sector Agricultura, el déficit hídrico está alterando la programación de la campaña agrícola 2013-2014. Así tenemos que se proyectaron 145,164 hectáreas (ha) de cultivos transitorios, pero a la fecha se han instalado 42,194 ha. En cuanto a los permanentes se han instalado 42,194 ha, faltando 10,479 ha y en los cultivos semipermanentes se cumplió con las 51,953 ha.

“De esta manera, de las 234,597 hectáreas programadas se han instalado 136,347 ha (58%), ocasionando un déficit de 13,240 hectáreas”.

Plan de contingencia

El subgerente regional de Defensa Civil, Eduardo Arbulú, anunció la elaboración de un plan de contingencia para afrontar la sequía. Dijo que se visitarán las zonas de la sierra para conocer in situ los problemas que se vienen presentando por la falta de agua y alimentos.
Por su parte la consejera de Huancabamba, Uristela Martínez, informó que en la sierra no solo hay escasez de lluvias sino también la presencia de heladas. Dijo que los más afectados son los pequeños productores que viven de la agricultura y la ganadería. Por ese motivo solicitó la declaratoria de emergencia en la región, porque este problema lo padecen todos los valles.

En Lambayeque también peligra

Luego que la represa de Tinajones cerrara sus compuertas por el poco volumen de agua que registra, el presidente de la Comisión de Regantes de Chiclayo, José Olivos Gonzales, acusó al presidente de la Junta de Usuarios de Lambayeque, Genaro Vera Roalcaba, porque a fines del 2013, este vendió el agua incontrolablemente como una estrategia para conseguir votos y ganar su reelección. “Un promedio de 40 millones de litros cúbicos de agua se perdieron, si no hubiera desperdiciado esa cantidad de agua no sería necesario cerrar las compuertas”, sentenció.

La República