Poblaciones turísticas sufren los primeros cortes de agua del verano

Dos mil vecinos de Teulada y Benitatxell se quedan sin suministro durante 15 horas como consecuencia de la sequía y del aumento de la demandas.

 

A1-45140515.jpgDos vecinos de Alicante se protegen del calor con un paraguas

La brutal sequía no sólo está provocando restricciones en el regadío valenciano. También ha empezado a afectar a municipios costeros de la Marina, una de las zonas más problemáticas ante la carencia de infraestructuras hídricas que permitan almacenar caudales para un mejor aprovechamiento, sobre todo en épocas de verano, cuando se multiplica la población gracias al turismo.

Alrededor de 2.000 vecinos de diferentes urbanizaciones y zonas diseminadas de Benitatxell (700 personas) y Teulada (1.300) se quedan cada día y durante 15 horas sin suministro de agua potable. También en Xaló hay limitaciones durante dos noches a la semana para evitar restricciones más severas.

En los dos primeros municipios citados la decisión de programar cortes en el abastecimiento –desde las 22 horas hasta las 13 del día siguiente– obedece a la sequía, a la ola de calor y a la «brusca» interrupción del suministro de agua procedente de la planta desalinizadora de Xàbia, según explicaron fuentes municipales. Hasta hace una semana la instalación inyectaba unos 2.000 metros cúbicos de agua a cada una de estas dos localidades para cubrir las necesidades.

Ante esta situación, que se prolongará entre una semana o dos y que comenzó el pasado jueves, el Consorcio de Aguas de Teulada-Benitatxell está buscando recursos propios realizando sondeos en pozos de reserva y analizando la viabilidad de los caudales, pues no siempre son aptos para el consumo humano.

El alcalde Benitatxell, Josep Femenia, y el concejal de Turismo, Manolo Segarra, visitaron ayer algunas de estas instalaciones con los técnicos de la empresa Hidraqua para conocer el estado de las investigaciones y los trabajos de emergencia.

Leer más en lasprovincias.es