Manual de mantenimiento para aguas de consumo público (Pdf descargable)

El suministro de agua a la población en las debidas condiciones sanitarias se realiza mediante los servicios de abastecimiento. Dicho suministro corresponde a los Ayuntamientos, que lo realizan mediante sistemas de abastecimiento propios o contratados. Para garantizar la calidad del agua potable de consumo público es necesario un control continuo, que está regulado por el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano

 

aguas abastecimiento

 

Este manual está dirigido a los encargados de mantenimiento de los abastecimientos de agua de consumo público para conseguir las adecuadas condiciones de salubridad del sistema de abastecimiento.

El suministro de agua a la población en las debidas condiciones sanitarias se realiza mediante los servicios de abastecimiento. Dicho suministro corresponde a los Ayuntamientos, que lo realizan mediante sistemas de abastecimiento propios o contratados. Para garantizar la calidad del agua potable de consumo público es necesario un control continuo, que está regulado por el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano. Según la mencionada reglamentación:

Los municipios son responsables de que el agua distribuida sea apta para el consumo.

Los gestores del agua, ya sean los propios Ayuntamientos o empresas contratadas, deberán cumplir con los requisitos establecidos en el Real Decreto 140/2003, hasta la acometida del consumidor.

La calidad del agua dentro de la red domiciliaria de los edificios es responsabilidad del titular de los mismos.
Hay que tener en cuenta que un sistema de abastecimiento puede estar atendido por más de un gestor, por ejemplo: una empresa dedicada exclusivamente a la aducción de agua bruta y otra encargada del tratamiento y la distribución. En estos casos cada uno de los gestores es responsable de la calidad del agua hasta su entrega al otro gestor.

Bajo este criterio, cualquier entidad pública o privada que dispone de un depósito de distribución en sus dependencias es gestora y responsable de la calidad del agua desde el depósito hasta los puntos de consumo. Es obligado que cada gestor disponga de un Protocolo de Autocontrol y Gestión del abastecimiento, en el que se detallen todas las actividades a llevar cabo relacionadas con el control del agua y el mantenimiento de las condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones.

Descargar pdf: Manual para el autocontrol y gestión del abastecimiento del agua del consumo público

Comunidad de Madrid