Los embalses levantinos pierden agua respecto a 2012 y ya anticipan restricciones

El cambio de ciclo y las lluvias que han caído copiosamente en casi toda la Península desde el pasado invierno han supuesto un importante respiro para los embalses de la mayoría de comunidades autónomas. Sin embargo, las reservas de la Comunidad no terminan de despuntar, a pesar de que el mes de abril ha sido el tercero más lluvioso de la serie histórica.

 

Embalse de Forata (Valencia). Foto: Vicente Boluda

Embalse de Forata (Valencia). Foto: Vicente Boluda

Mientras la mayoría de las provincias tienen sus embalses al 90%, las principales reservas de agua de Valencia y Alicante siguen bajo mínimos, por lo que se prevé un verano crítico. Ni siquiera las precipitaciones de las últimas semanas, en las que llovió entre dos y tres veces más de lo habitual en abril, han logrado revertir la situación.

Mientras la reserva global española supera ya el 85,8% –según los datos facilitados la semana pasada por el Ministerio de Medio Ambiente– y no para de crecer (un 0,65% en la última semana), los embalses de Alicante y Valencia se encuentran todavía por debajo del 50%.

En Alicante, la reserva almacenada la semana pasada se situaba en el 49,52%, con solo 156 hectómetros. Con todo, dicha reserva había aumentado en 11 hectómetros respecto a la anterior (lo que supone un incremento del 3,5%). En Valencia, los embalses se encuentran al 46,34% de su capacidad, aunque en términos absolutos la cantidad de agua acumulada es mayor: 885 hectómetros, tras ganar 30 en la última semana (un 1,5%).

En realidad, solo Castellón ofrece unas buenas cifras de agua embalsada, si bien la capacidad de los embalses de la provincia es muy inferior a la de Alicante o Valencia. Así, con 137 hectómetros cúbicos, se encuentra al 62% de su capacidad. El dato global de la Comunidad, según las cifras del Ministerio, se queda en el 48,16%.

La España seca

En realidad, solo Murcia, Almería y Guadalajara tienen su embalses más vacíos en términos relativos que los de la Comunidad. En el caso murciano, se quedan en el 46,9 (por encima de Valencia), aunque su capacidad es sensiblemente menor. En Guadalajara, el agua embalsada supone el 41,2% de la capacidad, aunque en términos absolutos sus reservas multiplican por siete las de Alicante, con 1.208 hectómetros. Las diferencias de comportamiento se evidencian también en la comparativa con respecto al año anterior. En el caso de España, la reserva hídrica global del 85,8% (47.470 hectómetros) supone veinte puntos más que en el mismo periodo del pasado año, cuando el dato era del 65,8%. En cambio, en Alicante el porcentaje de agua embalsada se ha reducido en catorce puntos desde el 63,5% del año pasado, y en Valencia la caída es de nueve puntos respecto al 49,6% de 2012.

ABC