Las últimas lluvias salvan la campaña de riego del Canal del Alberche

La Comunidad de Regantes del Canal Bajo del Alberche casi no da crédito. Los embalses que abastecen el regadío, las presas de Burguillo y San Juan, han abandonado la prealerta y se encuentran en niveles de normalidad después de las últimas lluvias, que por ejemplo el pasado viernes dejó 39,2 litros de agua por metro cuadrado en Talavera.

Desembalse de agua, ayer en el pantano de Cazalegas. Manu Reino

Desembalse de agua, ayer en el pantano de Cazalegas. Manu Reino

Los agricultores y la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche dan por hecho de que dispondrán de agua de este río durante toda la campaña y no tendrán que recurrir a la del Tajo. El presidente de la Comunidad de Regantes del Canal Bajo del Alberche, Santiago Muñoz, mostraba su satisfacción por unas lluvias que garantizan «al cien por cien» el riego para la próxima campaña, teniendo en cuenta que Burguillo y San Juan acumulan más de 240 hectómetros cúbicos de reservas y están por encima del índice de normalidad fijado para el mes de marzo en 235 hectómetros cúbicos.

«Y sigue entrando agua», manifestaba el representante de los casi 3.000 comuneros que se reparten alrededor de 10.000 hectáreas de terreno entre Talavera y Calera y Chozas. Los agricultores han recibido con sorpresa estos días de lluvia que han despejado las previsiones agoreras, puesto que probablemente hubieran tenido que regar como el año pasado con agua del Tajo, de peor calidad. burguillo y san juan. Según los datos de la Confederación Hidrográfica del Tajo, el pantano de Burguillo ha acumulado en esta última semana 44 hectómetros cúbicos más y se ha pasado de 106 a 150 hectómetros cúbicos.

De este modo, se han incrementado en 22 puntos las reservas en esta infraestructura, desde el 52,7 al 74,6 por ciento. En cuanto al pantano de San Juan, el aumento ha sido de 21 hectómetros cúbicos porque de los 73 de la semana pasada se ha llegado a los 94 confirmados por la confederación. El incremento registrado ha sido de más de 15 puntos y ha alcanzado el 68,1 por ciento de capacidad. Los 244 hectómetros cúbicos que almacenan Burguillo y San Juan están muy lejos del umbral de alerta establecido por la Confederación Hidrográfica del Tajo que prohíbe el riego a los agricultores del Alberche. A este respecto, la máxima restricción corresponde al mes de junio con 167 hectómetros cúbicos como mínimo de reservas. «Hay que usar el agua con prudencia», advierte el portavoz de la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche, Miguel Ángel Sánchez, quien subrayó que está garantizado el abastecimiento a los regantes y a la ciudad para lo que queda de año.

A este respecto, lamentó que Talavera no disponga todavía de la estación de aforo en el río Tajo, por lo que no se puede saber con exactitud la cantidad que circula estos días por la ciudad, aunque según las estimaciones llega a los 300 metros cúbicos por segundo. Estas precipitaciones motivarán, si tienen continuación a lo largo de las próximas semanas, que se retrase también el inicio de la campaña de regadío. Hay que tener en cuenta que el año pasado empezaron la temporada el 19 de marzo por la falta de lluvias.

La Tribuna de Toledo