Las lluvias registradas en enero en la cuenca del Guadalquivir acercan los datos pluviométricos a la media histórica

Las precipitaciones que se registraron a lo largo del pasado mes de enero en la cuenca del Guadalquivir han aproximado de forma considerable los datos pluviométricos del año hidrológico 2013-2014 a la media histórica de los últimos 35 años, a pesar de que el inicio del año hidrológico fue extremadamente seco. En efecto, mientras que en diciembre de 2013 esa media se situaba un 43 por ciento por debajo de la media histórica, a finales de enero esa distancia se había reducido ya a un 28 por ciento, ha explicado en un comunicado la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

 

rio-guadalquivirRío Guadalquivir

 

Según se desprende del informe pluviométrico que mensualmente elabora el organismo de cuenca, la media de la precipitación acumulada durante el mes de enero de 2014 es de 76,7 litros por metro cuadrado en el conjunto de la cuenca, mientras que la media de los últimos 35 años está establecida para los meses de enero en 61,6.

Los valores máximos se detectaron en enero en la zona de Siles (Jaén), donde se recogieron casi 230 litros por metro cuadrado. Los registros más elevados se han anotado en la cabecera de la cuenca, concretamente en la zona nororiental, mientras que los más bajos se localizaron en la zona suroriental.

El informe pluviométrico de la CHG detecta que en el 84 por ciento de las zonas hidrográficas en que el organismo divide la cuenca las precipitaciones del mes de enero fueron superiores respecto a la media histórica; tan solo en las zonas de Bembézar-Retortillo, Rivera de Huelva, Guadiamar y Madre de las Marismas los valores de enero se sitúan por debajo de la media histórica. Por el contrario y, aunque los valores se han aproximado considerablemente respecto a los establecidos a finales de 2013, en ninguna de ellas se ha superado aún las medias en lo que se refiere a la cantidad de agua recogida durante el año hidrológico.

El informe pluviométrico detecta que se han registrado valores cercanos a la media en diferentes puntos de la zona oriental y, en menor medida, en el territorio occidental de la cuenca. En lo que se refiere al conjunto del año hidrológico, las precipitaciones acumuladas desde el pasado 1 de octubre de 2013 alcanzan los 201,5 litros por metro cuadrado, mientras que la media histórica está establecida en 279,8. Esto significa que las precipitaciones registradas en la cuenca del Guadalquivir desde que comenzó el año hidrológico se sitúan ya 28 puntos por debajo de la media anotada en los últimos 35 años.

Leer artículo en diario LA INFORMACIÓN