La Xunta impulsará un pacto del agua para equiparar las tarifas entre concellos

Aboga por sustituir el actual modelo de tramo único por otro progresivo y de precios variables

 

Hernández (centro) en unas jornadas en Baiona sobre el proyecto medioambiental WIZ. / la opinión

Hernández (centro) en unas jornadas en Baiona sobre el proyecto medioambiental WIZ. / la opinión

Los gallegos que más agua consuman más se tendrán que rascarse el bolsillo. El conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, avanzó ayer que su departamento está trabajando en la búsqueda de “un gran acuerdo” entre ayuntamientos para mejorar y homogeneizar la gestión del ciclo urbano del agua, y así garantizar iguales condiciones de calidad y cantidad para todos los gallegos. En la práctica, esto se traducirá en la sustitución del actual modelo de tramo único por otro progresivo y de precios variables, tal y como recoge el canon del agua aplicado por el Ejecutivo autonómico desde el verano pasado.

A raíz de la sequía que sufrió Galicia el año pasado, la Xunta se movilizó para solicitar la colaboración de los concellos para acometer medidas urgentes de carácter paliativo, pero también otras más a largo plazo para fomentar el ahorro y el consumo responsable. Y es ahí donde anima a los concellos a subir la tarifa del agua a quienes más consuman, dejando a cada ayuntamiento la decisión sobre el sistema de cobro que aplicará.

En la actualidad, la mayoría de los ayuntamientos aplica una tarifa única para todos los usuarios, sin hacer distinciones. El modelo que propone la Xunta es similar al del canon del agua y que además de una cuota fija para todos los usuarios establece tres tramos variables en función del consumo. La pelota ahora está en el tejado de los concellos.

Sobre el pacto del agua con los ayuntamientos dio ayer un avance el conselleiro de Medio Ambiente durante la clausura de la jornada de presentación, en Baiona, de los resultados del proyecto medioambiental WIZ, un sistema de información en internet para la gestión municipal de agua potable e infraestructuras hidráulicas. Hernández explicó que para homogeneizar la gestión del ciclo urbano del agua en toda la comunidad autónoma se precisa la colaboración de los ayuntamientos, en los que recaen la mayoría de las competencias en la prestación de este servicio.

Los acuerdos que se tomen se enmarcarán en un Pacto Local del Agua entre Xunta y ayuntamientos, y a tal efecto la administración autonómica ya ha iniciado conversaciones con la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp). Todo el proceso cristalizará en un reglamento marco del servicio de abastecimiento previsto en la Ley de Aguas de Galicia.

Según el conselleiro, las posibilidades de mejora que introduce este nuevo modelo de gestión “son enormes”, tanto en cuestión de “transparencia” como en el establecimiento de referencias para la tarificación de los servicios municipales del agua.

Fuente: La Opinión A Coruña