La verdadera amenaza en México, una mala gestión del agua: PAR

Los escenarios adversos en torno a la escasez del agua a futuro en México están más ligados a una gestión obsoleta e ineficaz del vital líquido, que a una lógica simple en donde el desabasto se agrava sólo con el aumento de la población. Periódicos Asociados en Red (PAR), integrado por 11 rotativos de Jalisco, Veracruz, Coahuila, Distrito Federal, Durango, Sinaloa, Yucatán, Tabasco, Sonora y Baja California, realizó una investigación en 13 urbes sobre la gestión, uso y políticas de cuidado del agua.

 

La verdadera amenaza en México, una mala gestión del agua: PAR

 

Una lectura global arroja estas constantes: la mayor parte de la infraestructura ya cumplió su vida útil, por lo que se registran pérdidas por fugas de hasta 40 por ciento. A esto se suma una mala administración basada en altos subsidios, poca eficiencia en el cobro y una estrategia focalizada en la sobreexplotación de acuíferos en vez de una política eficaz para promover el uso racional del agua.

Una consecuencia de ello es que el suministro de agua bajó 28 por ciento a nivel nacional: mientras en 1996 cada mexicano disponía de 348 litros diarios, en el 2012 se redujo a 250 litros, según el Sistema Nacional de Información Ambiental y de Recursos Naturales.

“La explotación de los acuíferos tiene un costo y sabemos que en muchas partes del país están bajando, sus cantidades no se están recuperando a la misma velocidad de extracción”, estima Ron Sawyer, director de Sarar Transformación.

El miembro del Consejo Consultivo de la Asociación Internacional del Agua en México añade: “Estamos en un punto bastante frágil, hay una carencia de agua y su nivel de contaminación es altísimo”.

Leer artículo completo en diario MUNDO AGUA Y SANEAMIENTO