La falta de agua afecta a la capital económica

Bendecido por el Amazonas y otros ríos poderosos, una diversidad de gigantescas represas y un octavo del agua dulce del mundo, Brasil es llamado a veces la “Arabia Saudita del agua”, tan rico en el codiciado recurso que algunos lo asemejan con vivir sobre un mar de petróleo. Sin embargo, en la ciudad más grande y rica de Brasil, se está desarrollando una situación contradictoria.

 

54e918add4bc8“El cambio climático llegó para quedarse”, indicó el gobernador Alckmin.

 

Bendecido por el Amazonas y otros ríos poderosos, una diversidad de gigantescas represas y un octavo del agua dulce del mundo, Brasil es llamado a veces la “Arabia Saudita del agua”, tan rico en el codiciado recurso que algunos lo asemejan con vivir sobre un mar de petróleo.

Sin embargo, en la ciudad más grande y rica de Brasil, se está desarrollando una situación cobntradictoria: las canillas están empezando a secarse.

A medida que el sureste de Brasil lucha con la peor sequía en casi un siglo, el problema ha sido empeorado por los ríos contaminados, la deforestación y el crecimiento de la población, y por consiguiente el mayor sistema de embalses que da el suministrio a São Paulo está cerca de agotarse. Muchos residentes ya están soportando esporádicos cortes de agua, algunos incluso pasan varios días sin suministro. Los funcionarios señalan que podría necesitarse un racionamiento drástico, abasteciendo solo dos días por semana.

Leer artículo completo en El País