La crisis de energía en Panamá afecta la actividad del canal

La orden de ahorro de agua y de electricidad en Panamá por el impacto de una severa sequía es igual para todos: Canal y prostíbulos, casinos y centros educativos públicos y privados de primaria y secundaria, cantinas y universidades, bancos y supermercados, oficinas estatales y restaurantes.

 

1368280949_835454_1368281082_noticia_normal

Panamá enfrenta la peor crisis energética en una década y si en los próximos días no llueve, la situación se agravará y habrá apagones en todo el país.

El curso lectivo está suspendido y no se reanudará el próximo lunes. Cantinas, casinos, salas de cine, supermercados, discotecas y otros establecimientos comerciales están cerrados desde las 22:00 a las 06:00 horas. Las instituciones estatales redujeron su horario de servicio y debieron aceptar también una directriz tajante en una nación de elevadas temperaturas: apagar los aires acondicionados.

El Gobierno del presidente Ricardo Martinelli decretó estado de emergencia en las provincias de Coclé, Veraguas, Los Santos y Herrera, en el occidente del país. Las cuatro provincias integran un denominado “arco seco” por las consecuencias de la falta de lluvias.

“Estamos en un momento muy crítico”, advirtió el secretario panameño de Energía, Vicente Prescott, en un encuentro con la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá. Si el periodo de lluvias sigue retrasándose, habrá que adoptar un racionamiento por sectores en todo el territorio panameño, subrayó.

“Todo hace indicar que hubo falta de previsión”, aseguró el panameño Roberto Troncoso, presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede). En entrevista con EL PAÍS, Troncoso explicó que al año “Panamá tiene nueve meses de lluvia intensa y tres de época de verano. Las reservas que se hacen en nuestros embalses son para que duren un mes y curiosamente los embalses tenían reservas para 15 días, es decir, la mitad”.

“Previendo que en Panamá podría ocurrir el fenómeno de ‘La Niña’ o ‘El Niño’, y que en esta vuelta nos tocó ‘El Niño’, nos da la impresión de que la falta de planificación y apostar a que las lluvias tradicionalmente empiezan el1 5 de mayo , no es suficiente”, agregó.

El escenario es complicado para un país que depende de las lluvias para alimentar las plataformas hidroeléctricas, que generan el 60% del consumo energético nacional. Los niveles de los embalses de las hidroeléctricas Fortuna, en la occidental provincia de Chiriquí, y Bayano, cerca de la capital panameña, están por debajo de sus rangos habituales.

El Gobierno anunció un estímulo de 50 centésimos de dólar por kilovatio hora en la facturación eléctrica de empresas privadas que utilicen sus plantas propias de generación, que se mueven a base de otros combustibles.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) también se metió en cintura y estableció un estricto plan de ahorro que se ejecuta durante el tránsito de los buques, en un paso estratégico para el comercio global por el que en 2012 fluyeron 333,7 millones de toneladas de carga.

La vía interoceánica, por la que pasa el 5% del transporte marítimo mundial y es nervio y motor de la economía de esta nación basada en los servicios financieros, aeronáuticos, turísticos o tecnológicos, está afectada por la postergación de la época seca y el atraso de las lluvias.

La ACP comunicó que “las medidas preventivas se adoptan tras los pronósticos meteorológicos” que confirmaron que la temporada sin precipitaciones pluviales puede prolongarse por lo menos otros 10 días. Los niveles de agua de los lagos Madden y Gatún, que es artificial y supone la fuente primaria de abastecimiento de líquido del Canal, están bajo permanente vigilancia.

En un comunicado, la Autoridad destacó que habrá “suspensión de la asistencia hidráulica a los buques durante la salida de las esclusas, que consiste en la inyección de agua en la parte posterior de la esclusa para que levante la popa del buque, a fin de pueda desplazarse con mayor rapidez”. También se “aumentará la programación” para que dos buques pasen al mismo tiempo por las esclusas, en vez de uno, como se hace normalmente, añadió.

Tras aclarar que “en estos momentos no hay restricción en el tránsito de buques, ni en número ni en calado”, anunció que las medidas restrictivas, que incluyen racionamiento eléctrico, fueron notificadas a sus clientes. En 2012, los principales usuarios de la ruta fueron Estados Unidos, China y Chile. España, en la posición 14, se convirtió en el cliente europeo más importante, con un flujo de carga hacia y desde puertos españoles de 5 millones 429 mil 726 toneladas largas.

En este panorama, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario y el Sistema Nacional de Protección Civil anunciaron que el decreto presidencial de emergencia responde a que las condiciones climáticas y meteorológicas sufren un prolongado periodo de ausencia de lluvias, lo que repercute en los caudales de los ríos y otras fuentes fluviales. El impacto se ha sentido en la agricultura y en la ganadería, con una merma de las poblaciones bovinas.

Sin aire acondicionado y estando bajo llave, todas las noches desde las diez, los bares, salones de masajes y casas de encuentros furtivos que encubren puntos de prostitución, salas de juego, restaurantes y comercios, la alternativa en estos días para los 3,4 millones de panameños es acatar la orden de ahorro o exponerse al riesgo de un racionamiento energético todavía más estricto.

El País