La Comisión Europea investigará la contaminación del agua en Alzira (Valencia)

El comisario de Medio Ambiente, Janez Potcnik, asegura en una respuesta parlamentaria que la Comisión Europa investigará la contaminación del agua en Alzira (Valencia) “a fin de determinar si hay problemas sistemáticos de calidad del agua potable”. Asimismo, indica que, en función de ese análisis, “decidirá sobre la adopción de medidas apropiadas”.

18079-42020-66476468Potocnik ha respondido de este modo al eurodiputado socialista Andrés Perelló, quien el pasado 27 de febrero envió una interpelación al Ejecutivo de la UE en la que pedía la reapertura del expediente por incumplimiento de la directiva sobre nitratos en Alzira y preguntaba si podía garantizar que la legislación comunitaria relativa a aguas para el consumo humano se estaba aplicando correctamente en el caso de la Comunitat Valenciana.

El responsable de Medio Ambiente de la Comisión Europea explica en su respuesta que la Comisión está evaluando los resultados de los controles de calidad de las aguas de todos los Estados miembros.

En este sentido, indica que sobre la base del estado de calidad de las aguas y de las tendencias al respecto, incluida toda prueba del deterioro de la calidad del agua potable, “la Comisión examinará si las zonas vulnerables a los nitratos y los programas de acción, incluidos los de la región de Valencia, se ajustan a los objetivos de la directiva”, y “adoptará medidas en caso necesario”.

Asimismo, señala que la Comisión está evaluando los últimos datos comunicados en el marco de la directiva relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano, que se refieren a los años 2008-2010. Al respecto, el comisario asegura que “analizará esos informes, en particular respecto a la región de Valencia, a fin de determinar si hay problemas sistemáticos de calidad del agua potable”. En función de ese análisis, “la Comisión decidirá sobre la adopción de medidas apropiadas”, añade.

El valenciano Andrés Perelló, en un comunicado remitido por el PSPV, ha subrayado que la UE “tiene que ser consciente de cómo usan algunos las recetas que se imparten desde Bruselas y cómo se aprovechan para fines puramente ideológicos y partidistas”.

Europa Press