La CE propone una consulta pública sobre la reutilización del agua

La Comisión Europea propone a los ciudadanos una consulta pública en la que puedan opinar acerca de la reutilización del agua como una de la soluciones para abastecer el consumo cada vez más escaso de agua dulce en Europa, frente a otras alternativas como son la desalinización o los trasvases entre regiones. En un comunicado de prensa enviado por la Comisión Europea, se expone que el cambio climático mundial provoca una escasez cada vez mayor de agua dulce en Europa.

 

ceCE propone una consulta pública sobre la reutilización del agua

 

Aunque los problemas se dan principalmente en regiones áridas densamente pobladas y con pocas precipitaciones, “es probable que también se vean afectadas zonas templadas con gran intensidad de actividades agrícolas, turísticas e industriales”.

Esta situación provoca una competencia cada vez mayor por los recursos hídricos entre los distintos sectores que utilizan agua, lo cual hace temer por el futuro del suministro de recursos de gran calidad para la obtención de agua potable.

En el comunicado se informa que la reutilización del agua no es algo habitual en Europa. La mayor parte de las aguas residuales de las depuradoras se evacua simplemente a ríos y lagos.

“No obstante, si esa reutilización se generalizara, podríamos responder mejor a los problemas cada vez más acuciantes de escasez de agua y sequías y reducir, al mismo tiempo, el riesgo de contaminación por aguas residuales y el coste de su depuración. Además, el impacto ambiental de la reutilización del agua es menor que el de otras alternativas de suministro, como la desalinización o los trasvases entre regiones”, se señala en el comunicado.

Según el comunicado, a pesar de estas ventajas y del considerable potencial de desarrollo, “hay muchas razones para que el grado de reutilización sea tan bajo, por ejemplo:

  • La ausencia de normas ambientales y sanitarias comunes en la UE sobre la reutilización del agua.
  • Los obstáculos potenciales a la libre circulación de productos agrícolas irrigados con agua reutilizada.
  • Una tarificación del agua y unos modelos empresariales inadecuados.
  • La poca sensibilización de las partes interesadas respecto a los beneficios de la reutilización del agua.
  • La baja aceptación de la opinión pública.
  • Los obstáculos técnicos y las incertidumbres científicas”.

Leer artículo completo en diario EFE VERDE