La Agencia Nacional Minera (ANM) subestima el derecho al acceso al agua de las poblaciones

La organización Greenpeace respondió a la Agencia Nacional Minera (ANM), ante la negativa del organismo de revocar los tres títulos mineros de la empresa Hunza Coal en el páramo de Pisba, una zona clave para el abastecimiento de agua a la población que se ve amenazada por esta actividad. 

 

La Agencia Nacional Minera (ANM) subestima el derecho al acceso al agua de las poblaciones.

 

“El Código Minero no puede ir por sobre la Constitución de los Colombianos -manifestó Consuelo Bilbao Coordinadora de la Campaña Páramos de Greenpeace- La protección que se debe brindar a los ecosistemas de páramos se encuentra contemplada en la Constitución Política del año 1991. En este sentido, es fundamental que las autoridades sean responsables y formulen las políticas y las condiciones necesarias para que la protección se haga efectiva. Con esta negativa, la Agencia subestima el derecho al acceso al agua de las poblaciones”.

Los ambientalistas expresaron su total disconformidad y sostuvieron que existe un marco normativo en base a la Constitución Política, cuyo objeto fundamental es la protección de los páramos que debe cumplirse. Greenpeace alerta sobre la negativa de este organismo a suspender esta actividad, en una zona clave para el abastecimiento de agua a la población.

El Código Minero no puede ir por sobre la Constitución de los Colombianos -manifestó Consuelo Bilbao Coordinadora de la Campaña Páramos de Greenpeace- La protección que se debe brindar a los ecosistemas de páramos se encuentra contemplada en la Constitución Política del año 1991. En este sentido, es fundamental que las autoridades sean responsables y formulen las políticas y las condiciones necesarias para que la protección se haga efectiva. Con esta negativa, la Agencia subestima el derecho al acceso al agua de las poblaciones”

La respuesta de la Agencia Nacional Minera, surge a raíz de una campaña pública de Greenpeace donde los ciudadanos de todo el país están peticionando por la revocatoria de los títulos mineros de la empresa Hunza Coal y la protección del páramo de Pisba.

Entre los argumentos de la ANM para negar la revocatoria, manifiesta que los títulos fueron otorgados antes del 2010 /2011 cuando entraron en vigencias las leyes que prohíben la actividad minera en áreas de páramos. Sin embargo, la organización señala que se está desconociendo la existencia de la Ley 99 del año 1993, que establece que las aéreas de páramos serán objeto de protección especial.

Además, la ANM señala que todavía no se ha delimitado el Páramo de Pisba y en tal sentido no existe claridad sobre las aéreas a excluir de la minería. “La falta de delimitación del Páramo es una excusa más de la autoridad minera; de acuerdo a la cartografía del Atlas de Páramos, como lo establece la Ley 1450, la extensión de esta zona está claramente identificada. El plan de realizar una delimitación más exhaustiva, como lo exige la normativa vigente, no significa que no exista una delimitación” afirmó Bilbao

Por último, Greenpeace insiste con su reclamo de revocatoria de los títulos a las autoridades mineras, como así también que se ejecuten políticas y actos administrativos cuyo objeto sea la protección de los páramos. “Buscamos que prime el interés público y el derecho de las comunidades a gozar de un ambiente sano, por sobre los intereses económicos de unos pocos” concluyo la activista.

GREENPEACE