Hay 200 MDP para solucionar problema de agua

Para dar solución a los problemas del agua potable en Tlajomulco -a finales de diciembre 2013, 15 de sus pozos de extracción presentaban metales pesados como arsénico en niveles superiores a lo permitido por la Norma Oficial Mexicana 127-, el alcalde Ismael del Toro afirma que el Gobierno del Estado tiene una partida de 200 millones de pesos.

 

1020185Con los pozos proyectados estarían surtiendo de agua potable a alrededor de 250 mil habitantes de la zona Valle del municipio.

 

Mientras eso ocurre, el alcalde aclaró que están en construcción dos plantas potabilizadoras de agua en las que se invirtieron 30 millones de pesos, pero confía en que el Gobierno del Estado entregue los 200 millones de pesos ya etiquetados para este año perforar las nuevas fuentes de abasto.

Para dar solución a los problemas del agua potable en Tlajomulco -a finales de diciembre 2013, 15 de sus pozos de extracción presentaban metales pesados como arsénico en niveles superiores a lo permitido por la Norma Oficial Mexicana 127-, el alcalde Ismael del Toro afirma que el Gobierno del Estado tiene una partida de 200 millones de pesos.

La propuesta del alcalde con esos recursos consiste en dejar de abastecerse del ya de por sí sobre explotado acuífero de Toluquilla, que comparte con Zapopan y Tlaquepaque, para perforar pozos nuevos que utilice únicamente su municipio.

“La agenda que tenemos con el Gobierno del Estado es de casi 200 millones de pesos, se quedó etiquetada en los fondos estatales de este año y estamos esperando que nos den el recurso para poder hacerlo”, dijo el alcalde la semana pasada, quien agregó que ya estaban en el transcurso de determinar en qué ubicación se encontrarán los nuevos pozos a perforar.

Con estos pozos estarían surtiendo de agua potable a alrededor de 250 mil habitantes de la zona Valle del municipio, es decir, de los fraccionamientos Santa Fe y Toluquilla, pues de hecho, de acuerdo a la publicación que hace hoy este diario, al término de diciembre del 2013 dos pozos de Santa Fe rebasaban los límites de arsénico permitidos por la NOM 127.

La propuesta del alcalde con esos recursos consiste en dejar de abastecerse del ya de por sí sobre explotado acuífero de Toluquilla, que comparte con Zapopan y Tlaquepaque, para perforar pozos nuevos que utilice únicamente su municipio.

“La agenda que tenemos con el Gobierno del Estado es de casi 200 millones de pesos, se quedó etiquetada en los fondos estatales de este año y estamos esperando que nos den el recurso para poder hacerlo”, dijo el alcalde la semana pasada, quien agregó que ya estaban en el transcurso de determinar en qué ubicación se encontrarán los nuevos pozos a perforar.

Con estos pozos estarían surtiendo de agua potable a alrededor de 250 mil habitantes de la zona Valle del municipio, es decir, de los fraccionamientos Santa Fe y Toluquilla, pues de hecho, de acuerdo a la publicación que hace hoy este diario, al término de diciembre del 2013 dos pozos de Santa Fe rebasaban los límites de arsénico permitidos por la NOM 127.

Mientras eso ocurre, el alcalde aclaró que están en construcción dos plantas potabilizadoras de agua en las que se invirtieron 30 millones de pesos, pero confía en que el Gobierno del Estado entregue los 200 millones de pesos ya etiquetados para este año perforar las nuevas fuentes de abasto.

La propuesta del alcalde con esos recursos consiste en dejar de abastecerse del ya de por sí sobre explotado acuífero de Toluquilla, que comparte con Zapopan y Tlaquepaque, para perforar pozos nuevos que utilice únicamente su municipio.

“La agenda que tenemos con el Gobierno del Estado es de casi 200 millones de pesos, se quedó etiquetada en los fondos estatales de este año y estamos esperando que nos den el recurso para poder hacerlo”, dijo el alcalde la semana pasada, quien agregó que ya estaban en el transcurso de determinar en qué ubicación se encontrarán los nuevos pozos a perforar.

Con estos pozos estarían surtiendo de agua potable a alrededor de 250 mil habitantes de la zona Valle del municipio, es decir, de los fraccionamientos Santa Fe y Toluquilla, pues de hecho, de acuerdo a la publicación que hace hoy este diario, al término de diciembre del 2013 dos pozos de Santa Fe rebasaban los límites de arsénico permitidos por la NOM 127.

Mientras eso ocurre, el alcalde aclaró que están en construcción dos plantas potabilizadoras de agua en las que se invirtieron 30 millones de pesos, pero confía en que el Gobierno del Estado entregue los 200 millones de pesos ya etiquetados para este año perforar las nuevas fuentes de abasto.

Informador