Hasta 2700 litros de agua se desperdicia en cada hogar

Debido al mal uso del agua en cada hogar, ya sea por desconocimiento o malas prácticas, una familia puede llegar a desperdiciar al mes hasta 2 mil 700 litros, lo que en dinero puede traducirse en 40 pesos más en el recibo, mencionó el coordinador de Cultura del Agua, Iván Alarcón Cerda. Si bien, dijo, 40 pesos puede significar una cantidad pequeña al mes, al sumarlo en todo el año son 480 pesos.

 

Como-arreglar-un-grifo-que-goteaHasta 2700 litros de agua se desperdicia en cada hogar.

 

Si bien, dijo, 40 pesos puede significar una cantidad pequeña al mes, al sumarlo en todo el año son 480 pesos, “pero lo más importante es que esa agua que se escapó por no cerrarle a la llave ya no la podemos recuperar”, refirió.

Ante esta situación, enfatizó que la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) además de llevar a cabo sus acciones de reparación y atención de fugas, saneamiento e introducción de agua potable y alcantarillado a más colonias de la capital, también se enfocará en el cuidado y uso adecuado del vital líquido.

En ese sentido, el funcionario municipal destacó que mientras no haya participación de la ciudadanía para cuidar el recurso hídrico, difícilmente se podrá garantizar el abasto para las generaciones futuras.

Iván Alarcón Cerda señaló que el presidente municipal Américo Zúñiga Martínez y el director de la CMAS, Arturo Zorrilla Casteñeda, han reconocido que es fundamental establecer una nueva cultura de cuidado del agua, con pequeñas acciones que se pueden llevar a cabo en cada hogar, pero que de manera conjuntan representan un beneficio para toda la ciudad.

Comentó que unas de las actividades más cotidianas como el lavado de dientes puede generar al día hasta el desperdicio de 20 litros de agua, pues mucha gente tiene la costumbre de dejar abierta la llave, cuando lo correcto es sólo utilizar un vaso.

Ante ello, dijo que la mejor forma de concientizar a los ciudadanos es a través de los menores de edad, por lo que han iniciado campañas de recomendaciones en las escuelas tanto a los niños como a los padres de familia.

Ahí se les brindan consejos y recomendaciones para permitir un mejor cuidado y ahorro del agua, que les otorgan beneficios individuales, como pagar menos en el recibo de agua, además un bien colectivo al cuidar el vital líquido que el día de mañana se puede necesitar.

La Jornada Veracruz