Hace 18 días que Caleta Olivia está sin agua potable por la rotura de un acueducto

Hace 18 días que la población de Caleta Olivia vive en estado de desesperación: la falta de agua potable generada por la rotura de un acueducto dejó a 70 mil personas sin agua y las demoradas respuestas oficiales a la situación llevaron a cientos de vecinos a cortar la Ruta Nacional 3 desde el martes pasado, lo que provocó la declaración de emergencia hídrica.

 

crisis-politica-en-santa-cruz-1844532w300Por la falta de agua, vecinos cortan la Ruta Nacional 3 hace cinco días.

 

Hace 18 días que la población de Caleta Olivia vive en estado de desesperación: la falta de agua potable generada por la rotura de un acueducto dejó a 70 mil personas sin agua y las demoradas respuesta oficiales a la situación llevaron a cientos de vecinos a cortar la Ruta Nacional 3 desde el martes pasado.

La situación tiende a agravarse. Es por eso que ayer el gobernador Daniel Peralta decretó la emergencia hídrica para la localidad ubicada a casi 700 km desde Rio Gallegos. También informó que pedirá autorización a la legislatura para la toma de un crédito de unos 140 millones de pesos que será destinado a la compra de equipamiento, la construcción de un acueducto para los pozos de captación de Cañadón Seco y la construcción de una planta de ósmosis inversa que aportaría 200 m3 de agua por hora para la ciudad.

Sin embargo, los vecinos autoconvocados de Caleta Olivia dicen que el decreto llega tarde y no es suficiente para solucionar la falta de agua. “El gobernador ni ninguno de sus funcionarios dieron la cara aquí, la gente esta exigiendo que vengan”, afirmó a LA NACION José Avellaneda, vecino de Caleta y uno de los voceros de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados que desde el martes cortan la ruta con intermitencias.

PROBLEMAS CRÓNICOS

Los problemas de agua en la zona norte santacruceña son crónicos. Las reiteradas roturas del acueducto del Lago Munster de Chubut, que provee de agua a Caleta Olivia, ya habían despertado varias alertas. La última avería dejó a la población en emergencia. Se trata del acueducto de 223 kilómetros inaugurado en 1999 y que desde el lago Munster aprovisiona de agua potable a Comodoro Rivadavia, Radatilly en Chubut y Caleta Olivia en Santa Cruz.
En julio pasado, la presidenta Cristina Kirchner anunció por las redes sociales que había decidido hacer la obra del acueducto paralelo para Caleta Olivia por el monto de 329 millones de pesos. La obra se empezó pero tiene un plazo de 24 meses y los vecinos autoconvocados en las rutas aseguran que es demasiado tiempo para vivir sin agua. Según fuentes oficiales, tiene por ahora un 20 por ciento de avance.

Mientras tanto, el intendente José Cordoba y el vicegobernador Fernando Cotillo, -ambos enfrentados con el gobernador Daniel Peralta- se reunieron con los manifestantes en medio de fuertes silbidos, y les aseguraron que la provincia nunca quiso dialogar con el municipio y aclararon que se recibe ayuda de la Nación para paliar la crisis.

Desde la empresa estatal aseguraron que anoche empezó a funcionar el acueducto, aunque la presión no es suficiente: “Hay apenas un 30% de viviendas recibiendo agua, pero llega sin presión para subir a los tanques”, detalla Avellaneda desde el piquete.

POSTALES DESESPERANTES

La diputada provincial Estela Maris Bubola (UCR) pidió que la legislatura sesione de urgencia mañana. “Es obsceno que se gasten más de 20 millones de pesos en una fiesta en El Calafate (lugar donde tiene residencia Cristina Kirchner) mientras Caleta Olivia no tiene agua. Hay fondos ilimitados para El Calafate, pero para comenzar las obras en Caleta no hay dinero”, sostuvo. Y pidió que el gobernador y La Cámpora viajen allí “y se queden más de unas horas como hacen siempre, para que sientan y vivan lo que está viviendo el pueblo caletense”.
Las postales son desesperantes, muchos vecinos llegaron a cargar bidones en el mar para poder asear sus viviendas y hacer funcionar los sanitarios, otros debieron pagar hasta $300 pesos a camiones cisternas para que les llenen los tanques, quienes pueden compran agua mineral. El litro de agua en Caleta Olivia se vende a 18 pesos.

Mientras tanto, los vecinos indignados piden el juicio político al intendente José Córdoba, por la situación extrema que atraviesa la población y ya juntaron más de 9 mil firmas que presentarán en el Concejo Deliberante. La segunda ciudad de Santa Cruz, capital del polo petrolero, se encuentra sin agua y al borde de una crisis política.

La Nación