Escasez de agua afecta a Puerto Rico (Pr)

Los acuíferos principales o aguas subterráneas han reducido su producción; en el ranking de disponibilidad de agua, la isla ocupa la posición 135 entre 182 países. Al déficit de cerca de $300 millones, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) suma otro problema: la disponibilidad de agua en la isla.

 

 

 

Embalse Lucchetti en Yauco

Embalse Lucchetti en Yauco

Puerto Rico, en el ránking de disponibilidad de agua, ocupa la posición 135 entre 182 países, informó la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, siglas en inglés).

Según el asesor principal para la Administración Sustentable del Recurso de Agua de la AAA, Carl Soderberg, la producción del recurso en los acuíferos del país ha disminuido de manera considerable en los últimos años.

Entre las islas del Caribe, Puerto Rico ocupa la quinta posición entre seis países con la menor disponibilidad de agua, con 1,814 metros cúbicos por habitante.

Trinidad y Tobago obtuvo la primera posición, con 3,869 metros cúbicos por habitante, seguido por Cuba, 3,404; Jamaica, 3,269; República Dominicana, 2,430; Puerto Rico y, por último, Haití, con 1,460.

En Puerto Rico, los acuíferos principales o aguas subterráneas han reducido su producción y en algunos casos, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) ha paralizado el hincado de pozos para estabilizar el abastecimiento.

En el área norte, superficial, anteriormente se producían cien millones de galones diarios (mgd) y actualmente ha descendido a 50 mgd.

Mientras, en el área norte, inferior, se extraen 12 mgd pero por su rendimiento seguro debería extraerse cerca de siete millones de galones diarios.

En ese caso, el acuífero se encuentra en peligro de perderse.

En la zona sur, se producen 50 mgd, pero se ha visto afectado en los últimos años por la intrusión salina.

En el proceso, la cuña de agua salina penetra tierra adentro por debajo de la capa de agua fresca o dulce.

Un acuífero afectado por intrusión salina podría tomar décadas y hasta cientos de año en su recuperación, por lo que el DRNA paralizó el hincado de pozos en el área y prohibió el aumento en la cantidad de agua extraída.

De acuerdo a Soderberg, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, siglas en inglés) recomendó que para estabilizar el depósito subterráneo de agua en la zona sur se debería quitar un 25 por ciento de agua a todos los residentes.

“No se ha hecho porque tiene implicaciones económicas, políticas y de otra índole”, precisó Soderberg durante su presentación en el Congreso Ambiental 2013 de la Asociación de Industriales de Puerto Rico.

El acuífero del valle de Lajas, no puede ser utilizado, ya que contiene agua salina.

La situación de la disponibilidad de agua se agrava aún más cuando cerca de cien pozos de la AAA se encuentran cerrados por contaminación.

Entre todos los pozos, se producían alrededor de cien millones de galones diarios de agua.

Al momento, la corporación tiene subscrito a 1,307,436 de clientes y produce en agua potable 646 mgd.

La Prensa