El Teatro del Agua: desalación pasiva de agua de mar

El Teatro del Agua la principal iniciativa del Plan Maestro para el borde costero de la ciudad de Las Palmas, en las Islas Canarias, España, desarrollado por la oficina de arquitectura de Nicholas Grimshaw transformándose en una de las obras emblemáticas de producción sustentable de recursos naturales (en este caso, agua potable), a través de la destilación pasiva de agua de mar. En él que se conjugan el espacio público con las necesidades actuales de aprovechamiento energético y del agua.

 

 

el_teatro_del_agua (1)

Situado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, combina un edificio en el que se desarrollará gran parte de la actividad cultural de la ciudad y una verdadera ‘planta energética y de producción de agua’ . El proceso se basa en el concepto de generación de humedad en los invernaderos. Las Palmas de Gran Canaria, por su situación, tiene un clima parecido al de Kuwait, lo que permite el aprovechamiento de sistemas que combinan condensadores y evaporadores para producir agua destilada (o purificada), un agua que no necesita de ningún tratamiento químico posterior para ser usada.

Con respecto al funcionamiento, el sistema bombea agua de una zona profunda del mar, que está muy fría, a través de unos cilindros. Por otro lado agua de menor profundidad del mar se calienta y pulveriza sobre la malla. Esta agua se calienta mediante paneles solares colectores de calor que además regulan su insolación moviéndose gracias a la energía de otros paneles fotovoltaicos. El aire al pasar a través de la malla caliente en dirección a los cilindros de agua fría se carga de humedad que se condensa en los cilindros dejando gotas de agua con una baja cantidad de sal.

[sz-youtube url=”http://www.youtube.com/watch?v=jwI5y6WNreU” /]

La capacidad de desalinización podría abastecer a una ciudad pequeña (nada de campos de golf) con un coste energético bajo y además creando un teatro al aire libre monumental. Esta es sin duda una muy buena solución al problema del abastecimiento de agua para consumo humano ya que el agua resultante no necesita un excesivo tratamiento. Y es por supuesto mucho mejor que los costosísimos (en términos de perdidas por el transporte) trasvases de agua, solución “fácil” y que solo cubre carencias momentáneas.

Más información 

.