El ministro Arias Cañete anuncia un gran Pacto Nacional del Agua

El ministro ha subrayado en la inauguración de la jornada La gestión del agua en España. Presente y retos de futuro, organizada por EXPANSIÓN y patrocinada por Acciona, que la nueva política del agua será “integradora, con vocación de largo plazo; basada en criterios técnicos y asentada en un amplio acuerdo social y político”.

 

1391511407_0El ministro Arias Cañete, en Madrid durante la jornada.

 

Es decir, ha subrayado, se acabó “alimentar las guerras del agua entre territorios”, ya que el nuevo Plan Nacional “cubrirá las necesidades detectadas en todo el territorio y para todos los usos”.

Cañete ha recordado que al inicio de esta Legislatura, de los 25 planes hidrológicos de cuenca que debían haberse completado antes de 2010 conforme a la Directiva Europea, sólo se había culminado uno: el de las cuencas internas de Cataluña, anulado posteriormente. “En estos dos años, sin embargo, ya hemos aprobado 13 planes de cuenca”, ha añadido.

 

Plan de depuradoras
Por otro lado, el ministro ha anunciado un impulso al plan de depuradoras. Cañete prevé una inversión de 156 millones de euros destinados a estaciones depuradoras de aguas residuales, a los que hay que añadir los 661 millones de euros que invertirán las sociedades estatales de agua en mejoras de abastecimiento y depuración.

Además, el Estado prevé invertir en este ejercicio más de 1.420 millones de euros en el programa de Gestión de infraestructuras del agua, según ha dicho el ministro. Se trata de las obras destinadas a garantizar el suministro del recurso en toda España, previstas, todas ellas, en los planes hidrológicos.

Cañete ha anunciado que el Gobierno integrará, por fin, las desaladoras en el mix hídrico de España. El ministro ha criticado que “se anunciaron 15 desaladoras y, ocho años después, sólo había una, comprada y ya construida, en funcionamiento (la de Marbella)”.

Es decir, “más de 2.000 millones de euros invertidos frente a 800 previstos inicialmente. Y un agua cuyo coste de producción ronda 1 euro por metro cúbico, mientras se acordaron precios de venta de entre 0,30 y 0,40 euros por metro cúbico”.

Leer artículo completo en diario EXPANSIÓN