El Ayuntamiento de Cádiz admite que se ha consumido agua con bacterias

Los vecinos de la plaza de la Fuente de Cádiz pudieron beber agua con bacterias coliformes (las que suelen encontrarse en aguas estancadas o fecales) durante, al menos, 24 horas. El Ayuntamiento (PP) y la empresa municipal Aguas de Cádiz admite que ese el tiempo transcurrido entre la toma de una muestra y la certificación de la contaminación.

 

cadizVecinos de Cádiz se abastecen de agua tras el corte de suministro. / ROMÁN RÍOS (EFE)

 

Los técnicos siguen sin hallar el foco del problema y, mientras tanto, el suministro no podrá volver para más de 13.500 vecinos. La Junta de Andalucía estudia el cierre de un centro de salud y un colegio si esta situación se mantiene por muchos más días.

Aguas de Cádiz supo de la presencia de bacterias en su red de abastecimiento de la capital gaditana alrededor de las 11 de la mañana del lunes, cuando los técnicos de la Universidad gaditana entregaron un informe que corrobora la presencia de la bacteria escherichia coli, que determina que el agua no sea apta para el consumo humano. La muestra se había recogido el domingo. La empresa decidió cortar el suministro inmediatamente, aunque los vecinos empezaron a comprobar esa interrupción poco antes de la una del mediodía.

El presidente de Aguas de Cádiz y concejal del PP, Ignacio Romaní, admitió que durante todo ese tiempo los vecinos pudieron consumir un agua contaminada, aunque la compañía ha tratado de minimizar su impacto en la salud y ha negado que la avería pueda estar motivada por la conexión con aguas fecales. “No conocemos el foco pero eso no ha ocurrido”, trató de aclarar el gerente, Juan Luis Núñez. “Cortamos desde que pudimos comprobar que el abastecimiento que ofrecíamos no reunía el nivel de calidad que siempre damos”, añadió Romaní.

Leer artículo completo en diario EL PAÍS