El agua del pozo de Las Mercedes libra de la restricción por flúor a 6.700 laguneros

Con el agua hallada en el pozo de Las Mercedes, Teidagua y el Ayuntamiento de La Laguna han conseguido levantar las restricciones de consumo por presencia de flúor a 6.700 laguneros. El sistema de suministro de la empresa mixta empezó a surtir el líquido hallado a más de 500 metros de profundidad el pasado 2 de enero.

 

Javier-Abreu-canalizacion-Pozo-Las-MercedesEl primer teniente de alcalde, Javier Abreu, estuvo presente ayer en el inicio de las obras de canalización. / DA

 

En total, 20.543 vecinos consumirán el agua procedente del primer pozo público de La Laguna. Los barrios que recibirán el nuevo caudal en sus viviendas son diez: Jardina, Las Mercedes, Las Canteras, El Bronco-Lomo Largo, La Vega, Las Gavias, San Diego, La Urbanización las Cañas, parte del casco histórico y San Roque.

Para que el agua llegue a esos 20.000 domicilios ha sido necesaria una inversión de 1,4 millones de euros. Esa aportación estará amortizada en dos años y medio, según explicaron ayer los portavoces de la empresa lagunera. “Ahora somos más independientes, podemos negociar mejor la adquisición de agua con los propietarios privados del norte de la Isla”, aseguró el concejal de Aguas, Javier Abreu.

El ahorro en compra de agua es, evidentemente, proporcional a la cantidad que es susceptible de ser bombeada desde el pozo de Las Mercedes: 100 metros cúbicos a la hora. Esa cantidad de agua es equivalente a unos 900.000 metros cúbicos al año y a cerca de 400.000 euros de ahorro en compra de esta materia prima.

Los responsables de Teidagua presentaron ayer, de forma oficial, la finalización de un proyecto que su responsable político, el primer teniente alcalde lagunero, tildó de “la joya de la corona” y como la “mejor noticia para el municipio desde la declaración de Patrimonio de la Unesco“.

Leer artículo completo en diario La Opinión de Tenerife