El agua de Loreto vuelve a ser potable tras una semana sin suministro

Los últimos análisis de las muestras de agua tomadas en el barrio de Loreto de Cádiz han descartado, por primera vez en una semana, la presencia de bacterias. La contaminación ha podido ser controlada una vez se ha confirmado que el foco de infección procedía de una tubería en mal estado en el subsuelo de un bloque de viviendas.

 

Vecinos del barrio de Loreto / ROMÁN RÍOS (EFE)

 

Los vecinos podrán recuperar el suministro una vez que el Servicio Andaluz de Salud dé su visto bueno a estos informes. El Ayuntamiento (PP) exige el restablecimiento inmediato en algunas zonas donde las bacterias ya no se encontraban desde hace varios días.

El agua en este barrio gaditano, donde residen 13.500 vecinos, se cortó al mediodía del pasado lunes 13 de octubre. Entonces un análisis rutinario, aunque precedido de una alerta previa por malos olores en la zona, detectó la presencia en el agua de bacterias coliformes (propias de aguas fecales o estancadas) que obligaban a interrumpir el abastecimiento. La empresa municipal Aguas de Cádiz admitió que, al menos durante 24 horas, los vecinos consumieron agua contaminada, aunque no se ha comprobado que haya repercutido en la salud de los vecinos.

Desde entonces, la compañía pública ha tratado de dar solución a este incidente. Lo primero que hizo fue dividir la red del barrio en cuatro sectores para tratar de encontrar el foco del problema y aislarlo. Durante estos días, las bacterias han seguido apareciendo pero concentradas en uno solo de los sectores, el llamado sector central, donde se encuentra la plaza Virgen de Loreto. Los otros tres acumulan más de tres análisis consecutivos sin contaminación, que es el criterio establecido por el Servicio Andaluz de Salud para autorizar el regreso del suministro.

Leer artículo completo en diario EL PAÍS