La Confederación Hidrográfica del Ebro invierte 1,5 millones de euros en las obras para completar la tubería principal de los regadíos de Oliana (Lleida) como restitución por Rialb

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), invertirá 1,5 millones de euros en la ejecución de las obras necesarias para completar la red en alta para los regadíos en el término municipal de Oliana (Lleida).

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEmbalse de Rialb

 

Se trata de una actuación contemplada en la restitución territorial acordada por la construcción del embalse de Rialb, en la que la red principal es competencia del Ministerio y la red secundaria o de distribución de la Generalitat de Cataluña.

El proyecto, que permitirá poner en marcha los primeros regadíos de compensación, da continuidad a los trabajos de construcción de una toma intermedia en la presa de Oliana, de donde parte ya una primera fase ejecutada de esta tubería principal.

Además, la Generalitat está avanzando en la ejecución de la red secundaria, también en la parte que corresponde a Oliana, por lo que, una vez concluida la obra, podrá entrar en explotación esta parte de los regadíos.

El desarrollo de la red principal para Peramola y Basella (también incluidos en la restitución territorial) se plantea en una fase posterior, igual que ocurre con la red secundaria competencia de la Generalitat.

La Confederación ha podido impulsar esta actuación gracias a que finalmente se ha mantenido una parte de la transferencia presupuestaria anual que realiza el MAGRAMA y que se había planteado reducir por la situación económica general.

DATOS TÉCNICOS

La obra, que comenzará en los próximos días, consiste en la continuación de la tubería principal ya instalada desde la presa de Oliana, hasta el cruce de la carretera C-14 con el río Segre, la construcción de una estación de bombeo y la instalación de una tubería de impulsión desde ese bombeo.

La tubería que parte del cruce sobre el río Segre, que tiene una longitud de 1.025 metros y un diámetro de 5000 milímetros, llegará a la instalación del bombeo. En la estación se instalarán cinco equipos de bombas y la tubería de impulsión que llegará a la válvula de distribución y recorrerá 580 metros. A esto se suma la instalación eléctrica que proveerá a la estación.

Hay que recordar que para la puesta en servicio de esta red principal se ejecutaron previamente las obras de instalación de la toma intermedia en la presa de Oliana, que supuso una inversión de 4.300.000 euros así como los trabajos de instalación de la primera fase de construcción de la tubería por valor de 3 millones de euros.

MAGRAMA