Conagua prevé una sequía similar a 2011 en México

En México, 130 municipios en 26 entidades reportan actualmente algún grado de sequía, señaló Felipe Arreguín Cortés, subdirector general técnico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), quien advirtió que este año se prevé que las condiciones de sequía sean similares a las registradas en 2011, cuando se tuvo el peor año en siete décadas.

 

sequia-mexico

“De acuerdo con los modelos meteorológicos para febrero, se estima que haya 27 por ciento menos precipitación que el promedio histórico; mientras que en marzo la disminución será de 30 por ciento y en abril de 20 por ciento”, dijo Arreguín en entrevista con EL FINANCIERO.

Asimismo explicó que, debido a la escasez de lluvias de los últimos meses, 37 por ciento de la República Mexicana padece afectación por tal problemática.

Estas condiciones -dijo- están distribuidas prácticamente en todo México, pero son más notorias en los estados del norte, especialmente en Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León, Sonora, Baja California, San Luis Potosí y Durango.

Por su parte, Veracruz, Chiapas y Oaxaca -señaló el subdirector de la Conagua- ya presentan también algunos niveles de sequía. De Chiapas, destacó que se sabe que muchos de los ríos pequeños ya no tienen agua, y “ello es una situación grave porque la gente se abastece de éstos, y en este momento no podemos dar más concesiones”.

Las entidades que tienen un mayor número de municipios con afectación son Sonora, con 31; Nuevo León, con 18; Chihuahua, con 14, y Coahuila, con 12.

Al hablar del estado actual que guardan las presas del país, Arreguín Cortés aseguró que “están en una situación crítica”, pues en promedio las 170 presas más importantes están en 58 por ciento de su capacidad de llenado, lo que representa 14 por ciento menos que el promedio histórico para este mes (66 por ciento), lo cual -aunado al pronóstico del próximo trimestre- “hace necesario tomar medidas contra la sequía”, pues recordó se espera hasta 30 por ciento menos lluvia que el promedio histórico.

Medidas de prevención

Sin embargo, consideró que este escenario es todavía manejable si se refuerzan las medidas para hacer eficiente la distribución del recurso, y se extrema el uso moderado del agua en la industria e incluso en los hogares.

El año pasado la situación de las presas en esta época reportó un 55 por ciento de llenado, mientras que en 2011 la capacidad de los embalses fue de 54.2 por ciento.

“Hoy El Bosque, Villa Victoria y Valle de Bravo, embalses que abastecen a la ciudad de México, están en un 58 por ciento, cantidad que si no llegara a llover, sólo alcanzaría para ocho meses. Si vamos a las presas internacionales: La Amistad y Falcón, con las que hacemos la entrega de agua a Estados Unidos, tenemos un registro de 34 por ciento, algo muy bajo que incluso ha dado pie a un retraso con la entrega que se hace del recurso a Estados Unidos”.

De Sinaloa -agregó- en general las presas están en un 50 por ciento. Pero los estados con mayores problemas hoy son Baja California, donde los embalses están vacíos; Coahuila en las presas tiene sólo un 12 por ciento de llenado; Aguascalientes está con 16 por ciento; Sinaloa con 20 por ciento; San Luis Potosí con 19 por ciento y Nuevo León con 24 por ciento.

El problema de la sequía -recordó el subdirector general técnico de la Conagua- siempre ha existido “pues no hay que olvidar que el país se ubica en la franja de los grandes desiertos, y no somos tan secos gracias a los huracanes”.

Apuntó que no hay que olvidar al cambio climático es una realidad que acrecenta la severidad del fenómeno, “por lo que es tiempo de actuar, pero sobre todo se necesita ser más eficientes en el uso del recurso tanto a nivel autoridades como individuo. La sequía es muy difícil de detectarla y cuando se presenta es muy selectiva y daña primero a la gente más pobre”.

La semana pasada la Conagua presentó el Programa Nacional contra la Sequía, estrategia cuyo enfoque es partir de un sistema de alertamiento, “lo que se está haciendo ahora”, y que además busca actuar a través de acciones y programas a cargo de las secretarías de Estado, organismos operadores y los mismos usuarios.

“La meta es contar con 26 programas uno por cuenca, a los cuales se sumarán los de los usuarios: distritos de riego, comunidades y municipios. La idea es que con ellos todos sepan que hacer, y estos deberán estar listos en junio”.

La otra parte, la cual no puede esperar -dijo- es lo que estamos haciendo ya y que dará paso a acciones especificas a través de esta comisión intersecretarial (Conagua, Conafor, Economía, Educación, Energía, Sagarpa, Salud, Sedena, Sedesol, Gobernación y Turismo).

Lo que corresponde a la Conagua -detalló- lo primero es informar la situación y dar los pronósticos, abastecer de agua potable a quien lo requiera y apoyar incluso con pipas o rehabilitación de pozos.

“Por ejemplo lo que hicimos ahora es darle al Distrito Federal 500 litro por segundo más, y lo mismo se va hacer con quien lo solicite; ya Durango y Sinaloa lo pidieron. Otra actividad es dar empleo temporal en las mismas obras de la Conagua.”

Fuente: Cardenista