Conagua clausura 700 pozos en La Laguna (Mx)

En los últimos años, la Comisión Nacional de Agua (Conagua) ha dado de baja cerca de 700 pozos de abastecimiento de agua potable que se han agotado en la Comarca Lagunera de Coahuila y Durango. De acuerdo con José Armando García Triana, director general del Organismo de Cuenca Cuencas Centrales del Norte perteneciente a la Conagua, estos pozos han sido clausurados a solicitud de sus propietarios, quienes reportan su nulo rendimiento, por lo que la dependencia tiene que reabrir un pozo nuevo para seguir con su dotación autorizada.

06f3d030da336718196a32e4f866f8cf_int470

Al respecto, Armando García aseguró que se ha detectado una disminución drástica de los niveles del acuífero y comentó que existen sitios a los que les quedan 10 años para seguir sacando el líquido, y otros más de donde se extrae el agua a muy bajas profundidades.

Destacó que, con el apoyo de Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, se está trabajando en el proyecto de una brigada de vigilancia que desarrolla un diagnóstico de la situación de las norias de abastecimiento, el cual será sometido a la autorización de las oficinas centrales de Conagua para su financiamiento.

Agregó que se espera a corto plazo Tecnología del Agua junto con el Comité Técnico de Aguas Subterráneas, se encuentren en los sitios tramitando actas de verificación que reporten aspectos esenciales como el número de pozos, su situación legal y sus gastos.

El directos general apuntó que partiendo de este estudio, se determinará de ser necesario, límites para la frontera agrícola y ganadera, y la disminución de la extracción de agua a través de la tecnificación del riego.

Asimismo, destacó que se solicitará la participación de autoridades del ramo agrícola e hidráulico, así como de los agricultores y ganaderos lecheros, a quienes se les presentará la situación de la Comarca, ya que consideró, sería imposible lograr avances si las autoridades actúan al margen de los citados sectores.

Ya se han tenido pláticas al respecto, pero aún no se llega a un acuerdo, según comentó. Dijo que la regulación del aprovechamiento del agua en la región es un reto difícil, sin embargo, opinó que con la voluntad conjunta de la ciudadanía y los gobiernos, se pueden lograr avances.

“El tema no sólo le corresponde a la autoridad. Tenemos que hacerlo en conjunto, y para eso tendrían que decretarse algunas situaciones. No hay nadie, ni ambientalistas, ni no ambientalistas, ni agricultores, ni ganaderos que no estén conscientes de la necesidad de hacer algo con el acuífero, el cual cada día está a niveles más bajos y tiene menor calidad”, finalizó.

Milenio