Benidorm consume menos agua que en 1987 pese a doblar su población

Las obras de mejora de las infraestructuras hídricas de Benidorm (Alicante) desde 1987 han permitido reducir en un 25% el consumo de agua, producto escaso en el sudeste español, pese a que la ciudad de los rascacielos ha doblado su población, según anunció la concesionaria del servicio, Hidraqua. En poco más de un cuarto de siglo la mejora de la calidad en la gestión de las redes de distribución ha permitido que actualmente, una población de 75.000 habitantes que se multiplica por seis en verano tenga un consumo anual de una ciudad de 50.000 habitantes.

 

benidormBenidorm

 

El ahorro no se entiende, según la empresa, sin la nueva planta potabilizadora en la que Hidraqua ha invertido 8,8 millones de euros. La nueva planta permite adaptarse a la demanda, que desde un caudal mínimo de 208 litros por segundo (L/s), es capaz de alcanzar de forma eventual los 750 l/s. Estos índices resultan necesarios, ya que en los meses estivales la demanda media se sitúa en los 500 L/s.

“Todos los procesos que se desarrollan en la ETAP, así como los que se llevan a cabo a través de los 244,8 km de la red de distribución, el nivel de los depósitos, la calidad de agua y hasta cómo se distribuyen las demandas en la ciudad, están controlados en tiempo real a través del telemando, lo que nos permite actuar inmediatamente y de manera remota en caso de que sea necesario”, según ha declarado Javier Prieto, gerente de Hidraqua en el municipio de Benidorm.

Leer artículo completo en diario EL PAÍS