Aumentan los pueblos con el agua contaminada por nitratos

Un total de doce localidades de seis municipios no pueden consumir el agua de abastecimiento al haberse detectado en los análisis niveles de nitratos superiores a los legalmente permitidos, a consecuencia del uso de abonos nitrogenados en la agricultura.

 

deposito-de-agua

Si en verano, el problema afectó a seis localidades del término municipal de Soto de la Vega y las dos de Regueras de Arriba, desde mediados de septiembre se han dictado bandos desaconsejando el consumo de la traída en San Martín y San Juan de Torres —municipio de Cebrones del Río—, Villanueva de Jamuz —Santa Elena de Jamuz—, Quintana del Marco —en el municipio del mismo nombre— y Navianos de la Vega —Alija del Infantado—.

Todas las localidades afectadas se encuentran en la comarca de La Bañeza, a orillas del Río Órbigo o cercanas a éste. Los pueblos en los que se ha detectado la contaminación se abastecen de aguas subterráneas, en muchos casos, de captaciones de pocos metros de profundidad y en buena parte de los pueblos el problema no se había producido en otras ocasiones.

El mal resulta endémico en Soto de la Vega, donde el proyecto para la construcción de una estación de tratamiento de agua potable que solucione el problema está muy avanzado, y también en Navianos de la Vega, pedanía de Alija del Infantado que ya proyecta la construcción de una nueva captación de agua a mayor profundidad y de un nuevo depósito para eliminar el inconveniente, explicó el alcalde alixano, Abilio Panero. Soto sufría este problema a finales de la campaña de riego, pero este año se produjo ya a principio del verano. Aunque los análisis que se han recogido esta misma semana los niveles de nitrato descienden, aún es necesario mantener la prohibición del consumo para beber y cocinar.

En Regueras de Arriba los niveles continúan por encima de los 50 miligramos de nitrato por litro y no se descarta que se acometa la construcción de una nueva captación.

Leer artículo completo en Diario de León