Atrapanieblas, gran potencial para abastecer agua

Esta es una de las mejores cervezas que he probado”, dice Andrés Barrera. Mi amigo está disfrutando de una cerveza artesanal llamada Atrapaniebla, una ale hecha con agua de niebla de las montañas recolectada por dos atrapanieblas. La pequeña cervecería que la produce es uno de los primeros negocios que emplean la tecnología de recolección de niebla.

 

93c175355415afd839e1c4fbd40455f6Los atrapanieblas han sido usados en Chile para consumo de agua y para riego por más de 50 años, generalmente en altitudes entre 600 y 1.200 metros sobre el nivel del mar.

 

Esta es una de las mejores cervezas que he probado”, dice Andrés Barrera. Mi amigo está disfrutando de una cerveza artesanal llamada Atrapaniebla, una ale hecha con agua de niebla de las montañas recolectada por dos atrapanieblas. La pequeña cervecería que la produce, localizada en Peña Blanca (cerca de 360 kilómetros al norte de Santiago, la capital chilena), es uno de los primeros negocios que emplean la tecnología de recolección de niebla; otro emprendimiento la usa para regar cultivos de tomate y aloe vera.

“El agua de los atrapanieblas tiene menos nitritos y nitratos que el agua potable del norte de Chile, lo que es bueno para hacer cerveza”, comenta Miguel Ángel Carcuro, de 29 años, copropietario de la cervecería que elabora Atrapaniebla.

Por supuesto, aun cuando la cerveza es buena, el agua es esencial y los atrapanieblas pueden ser un gran medio para proveer este recurso a veces escaso. El interés de Carcuro por esta tecnología viene de sus viajes de adolescente con su padre a Chungungo, una caleta que exhibía los restos de un centenar de atrapanieblas que hasta hace poco habían surtido con agua a 100 familias.

Leer artículo completo en El Espectador