Aquae presenta un informe que cifra en 3,5% el agua no registrada en España

La Fundación Aquae ha presentado este martes un informe sobre la eficiencia de los sistemas de distribución de agua, que demuestra que poco más de 3,5% de metros cúbicos del agua suministrada en España, incluyendo uso agrícola, industrial y urbano, se deja de registrar en las redes que lo suministran.

 

fotonoticia_20140305105434_500Presentación del informe / PABLO MORENO ARRIERO

 

En este estudio, llamado ‘Aquae Papers’, que ha sido presentado en la fundación en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid, se señala que el total de agua servida para uso agrícola, industrial y apta para consumo ascendía a 32.265 millones de metros cúbicos (19.560, 6.940 y 5.765 millones de metros cúbicos, respectivamente) y, según el propio INE (2010), anualmente dejan de registrarse en los sistemas de distribución de las poblaciones españolas poco más del 3,5% de los metros cúbicos totales servidos.

El presidente de la Fundación Aquae, Ángel Simón, ha afirmado que a su fundación les “tocaba hacer algo” para medir las pérdidas “inmensas” que se hacen en las redes de distribución de agua, y ‘Aqua Paper’ “enmarca” dónde se encuentra el “problema”.

 

COSTES CIUDADANOS

Según indica el informe es posible disminuir esa cantidad de Agua No Registrada (ANR) mediante inversión en desarrollo tecnológico para mejorar la eficiencia de las redes. Sin embargo, esto supondría unos costes que el ciudadano tendría que asumir, ya que la reducción del ANR no supondría unos beneficios que pudieran cubrir los costes de inversión.

“El valor económico de la reducción no es lineal respecto a la inversión necesaria, de ahí que el punto de equilibrio podría depender también de la disposición a asumir, por parte del consumidor o ciudadano, otros costes de tipo social o medioambiental”, ha especificado el documento.

Para encontrar un “equilibrio técnico y económico” entre reducir el ANR y el coste que esto supondría, la sociedad tiene que encontrar un “punto de compromiso” sabiendo que el “beneficio esperado” será menor que la inversión que tendría que realizarse para llevarlo a cabo.

Por ello, el documento pide a la sociedad que contemple un “horizonte a largo plazo e integrado en el marco de todas aquellas actividades y ámbitos que tienen un impacto en el ANR, tales como aspectos socioeconómicos o medioambientales”.

Leer artículo completo en INFORMATIVOS TELECINCO