Agua y sequía: Derrochar saldrá caro

La eventualidad de la aparición del Fenómeno del Niño a partir del próximo semestre en Colombia, llevó al Ministro de Vivienda a tomar medidas en materia de racionalización del agua y por eso estableció controles para evitar el derroche del líquido durante el extenso verano que se avecina. El Gobierno Nacional no aumentará las tarifas de acueducto.

 

3e86fcf638475faa7a324186861a5d98_XLEl consumo de agua en las ciudades del Caribe colombiano será controlado y quienes excedan los 35 metros cúbicos serán castigados en las facturas del servicio.

 

La eventualidad de la aparición del Fenómeno del Niño a partir del próximo semestre en Colombia, llevó al Ministro de Vivienda a tomar medidas en materia de racionalización del agua y por eso estableció controles para evitar el derroche del líquido durante el extenso verano que se avecina.

El ministro Luis Felipe Henao Cardona informó que el Gobierno Nacional no va a generar un aumento en tarifas de acueducto, lo que se está haciendo es un plan de contingencia frente al Fenómeno, cuya característica principal es la sequía.

Lo que se pretende es desincentivar a los usuarios con consumos excesivo de agua potable, en las zonas en donde el Ideam determine que se presentan fenómenos de disminución en los niveles de afluentes.

El Gobierno Nacional dejó en claro que no habrá aumento en las tarifas de agua potable, simplemente castigo a los derrochones.

“Este desincentivo consiste en cobrar un mayor valor a los usuarios que consuman más metros cúbicos mensuales de los establecidos para cada piso térmico como permisibles. Para el caso de Bogotá, ubicada a 2 mil 600 metros sobre el nivel del mar, se considera como consumo excesivo, los que superen los 28 metros cúbicos mensuales, para el caso de ciudades que se encuentran sobre el nivel del mar, como Montería, los consumos excesivos se generarían cuando se sobrepasen los 35 metros cúbicos mensuales” explicó el Ministro de Vivienda.

Los recursos recaudados por los consumos en exceso se destinarán a la protección, reforestación y conservación de las cuencas hidrográficas abastecedoras de acueductos municipales y a campañas que incentiven el uso eficiente y ahorro del agua.

Leer artículo completo en El Meridiano de Córdoba