Agua purificada gratis, problema para restaurantes

La obligatoriedad de re­galar agua purificada a los comensales en los restaurantes del DF, estipulada en la recién aproba­da Ley de Establecimientos Mercantiles, vuelve vulnerables a los establecimientos más pequeños de la Ciudad, al no estar en capacidad de cumplir con la instalación de equipos especiales para tal propósito.

 

AguaRestauranteros temen que pequeños establecimientos se vean vulnerados al no contar con el equipo necesario.

 

La obligatoriedad de re­galar agua purificada a los comensales en los restaurantes del DF, estipulada en la recién aproba­da Ley de Establecimientos Mercantiles, vuelve vulnerables a los establecimientos más pequeños de la Ciudad, al no estar en capacidad de cumplir con la instalación de equipos especiales para tal propósito, aseguró el presi­dente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Manuel Gutiérrez García.

El funcionario aseguró que regalar agua es una costumbre que ya existe en estos nego­cios por lo que restauranteros temen que la nueva norma se aplique discrecionalmente y que los locales pequeños no puedan comprar el equipo exigido.

Gutiérrez García consideró que la medida debe aplicarse voluntariamente, tal como pasó con el retiro de saleros de las mesas para evitar su consumo excesivo.

“La verdad de las cosas es que el agua embotellada se sigue vendiendo y el agua que se pide por vaso se sigue regalando, lo único que pues no estamos de acuerdo es que sea obligatorio”, puntualizó.

En esto coincidió el presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice), Ismael Rivera, quien recordó que aún no existe un reglamento sobre la disposición publicada el pasado 16 de abril en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

Los restaurantes cuen­tan con 180 días naturales para instalar los sistemas de purificación de agua o dis­pensadores de agua potable, de acuerdo con el documento publicado en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

Finalmente, Ismael Rivera apuntó que esperan poder sentarse con autoridades de la administración local para fijar reglas claras para la nueva medida.

Dato:

180 días tienen los restaurantes del DF para cumplir con la instalación de dispensa­dores de agua purificada.

Diario de México